Un neurólogo explica cómo protegerse de la radiación que emiten los teléfonos inteligentes

Si bien la ciencia aún no ha llegado a una conclusión final sobre el impacto que causa el teléfono móvil en la salud, se cree que el principal peligro de este dispositivo es la emisión de radiación electromagnética. El neurólogo Marat Yakupov explicó que mientras más se usa el teléfono móvil mayor es el peligro.

Debido al uso constante de los teléfonos inteligentes y, por tanto, al frecuente impacto negativo de la radiación electromagnética en los tejidos vivos en humanos, pueden causar frecuentes dolores de cabeza, somnolencia diurna, aumento de la irritabilidad y fatiga», advirtió el médico.

Yakupov explicó a la agencia Prime que las ondas electromagnéticas pueden provocar el calentamiento de los tejidos internos, y la radiación peligrosa de los dispositivos móviles es absorbida por muchos órganos humanos. En otras palabras, cuanto más potente sea la fuente de radiación electromagnética, mayor será el riesgo de mutaciones en los núcleos de nuestras células, lo que a menudo causa cáncer.

«Si necesitas tener una conversación, recuerda hacer una pausa recomendada de 15 minutos. Por la noche, es mejor apagar el teléfono por completo. No debería haber conversaciones nocturnas, y el despertador funciona incluso cuando el dispositivo está apagado», señaló Yakupov.

Por último, el neurólogo recomienda llevarse el dispositivo cerca de la cabeza solo después de que una persona responda, ya que cuando se hace una llamada el teléfono emite más radiación.

Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *