Maradona con Dios y con el Diablo

Maradona, idolo y villano de los amantes del fútbol

Una de las figuras más relevantes  del fútbol a nivel mundial ha sido y será: Diego Armando Maradona, quien  falleció a los 60 años de edad en la localidad del Tigre, Argentina. Después de haber  regalado a los amantes  de este deporte, intensos momentos de alegría y  gloria por los espectaculares  goles dentro de las canchas futbolística

Ivonne Bonilla

La controversial figura del futbol Diego Armando Maradona, deja para la historia de este deporte un legado inigualable lleno de pasión y gloria al marcar los espectaculares goles que dividen   un antes  y después dentro del  mundo futbolístico. Se trató de un genio, capaz de ejecutar enormes actuaciones para obtener  el triunfo de su partido.

Idolatrado por algunos y  criticados  por otros, Maradona es y será, por siempre la representación más genuina del talento y esfuerzo que todo ser humano debe mantener para alcanzar el éxito.  Sin embargo, en la encrucijada de la vida, no supo cómo sobrellevar la gloria y la fama, que lo condujeron  por caminos oscuros que opacaron su resplandor.  

Leyenda del Fútbol

Por sus geniales actuaciones dentro del fútbol, Maradona se convirtió de un ser mitológico, lleno de leyenda, con un inmenso público que lo amaba  y perdonaba cualquier caída del Pibe. Desde sus primeras actuaciones en el campeonato mundial México y Argentina 1986, sus admiradores supieron apreciar el inmenso valor del deportista, aunado a una serie de técnicas jamás utilizado por ningún jugador. Endiosado, amado, admirado, y respetado, pero también juzgado y cuestionado, Maradona transito una vida llena de excesos, que sus detractores jamás perdonaron.

Nació un  30 de octubre en un humilde hogar, integrado por ocho hermanos. Su infancia no fue nada fácil, llena de carencias y necesidades hasta lograr conquistar lo que tanto anhelaba ser futbolista. Así comienza su transitar por tan difícil deporte, cuando apenas era un niño, en 1969, se une al equipo juvenil, las cebollitas y arrasó con quienes se enfrentó. Desde ese momento llamó la atención por su técnica y desparpajo para jugar.

Para el año 1976, con apenas 16 años en una derrota de Argentina junior ante talleres  por 1-0 ingresó con la camiseta número 16 para reemplazar a Rubén Aníbal Giacobetti. En un libro que relata sus memorias Maradona comenta que el entrenador le dijo: “Vaya, Diego, juegue como usted sabe, y si puede tire un caño.

Tras anotar 115 goles en la Boca Junior el número 10 lo ficharía, y cumple el sueño de colocarse la camiseta  del Club de toda la vida. Por su baja estatura sus compañeros le apodaban,  pelusa, quien le tocó jugar con el Barcelona, ganando la copa del Rey y una Supercopa de España. Se convirtió en el primer  jugador del Barcelona en ser aplaudido en el Santiago Bernabéu. Sale del Club catalán al Nápoles.

Al sur de Italia el astro argentino amplió su leyenda como Capitán del Club. Ganando dos series “A” Copa Italia y otra Supercopa y la copa de la UEFA DEL 89, jugó 259 partidos, anotando 115 goles, convirtiéndose  en el mayor goleador  del Nápoles por varios años. Pero su mayor logro dentro del futbol fue sin duda la histórica actuación entre México e Inglaterra en los cuartos de finales, donde dejó dos goles históricos y entre los que se destaca uno como el mismo lo llamó, fue la Mano de Dios. El Gol del siglo, convirtiéndose desde ese momento en genio del futbol mundial.

Desde su retiro Diego Armando Maradona siempre fue una figura controversial

Figura controversial

Su brillante trayectoria por el futbol contrasta con su paso en la  política, el  cual lo colocaron en el ojo del huracán por sus irreverentes declaraciones, litigios judiciales, entre otras actuaciones que lo llevaron a posiciones extremas. El astro se vio envuelto por denuncias a su ex posa, y posteriormente estuvo sin reconocer a varios de sus hijos, maltrato hacia la mujer, y hasta abuso sexual a una periodista rusa.

Sus posiciones extrema lo llevaron a criticar la Iglesia Católica, la FIFA, a la Asociación de Futbol Argentino, (AFA). Estas acusaciones, dimes y derrites dejan profundas  heridas en el astro argentino, quien no supo cómo enfrentar los obstáculos,    y emprendió  por caminos oscuros, plagados de excesos entre la droga, el alcohol.

Maradona nunca negó su posición política apoyando al presidente, Fidel Castro, a la presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner, Hugo Chávez y el actual mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

El astro con los colores de El Sevilla
El astro con los colores de El Sevilla

Decible del jugador

Al abandonar las canchas de futbol Maradona se convierte en entrenador técnico, pero tal  fue su renombre, que luego de entrenar Argentina para el mundial 2010,donde fue avergonzado  cuando Alemania le gana a Argentina 4-0 en los cuartos de final.

En 1990 fue expulsado de la Copa Mundial celebrada en Estados Unidos, tras dar positivo durante el torneo por el consumo de un coctel de estimulantes.

En el proceso de envejecimiento, necesito  un estímulo de energía, para sus piernas cansadas y ayuda para el excesivo peso.  En el ocaso de su vida el  “Barrilete Cósmico” fue ingresado en varias oportunidades al hospital debido a los cuadros graves que presentaba su salud.

Es así como un 25 de noviembre fallece a los 60 años en su residencia de  Buenos Aires, Argentina después que los médicos le indicaron su traslado para la recuperación  de una operación de un coagulo en la cabeza, sin embargo  Maradona no logró estabilizarse, y sufre  un paro cardiaco. Grandes figuras como el Rey Pele lamentaron su partida recordando a la leyenda con un escrito en un twitter. «Espero poder jugar algún día con Maradona en cielo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *