Los trajes de las primeras damas en las investiduras de EE UU que marcaron época

De Jill Biden a Jacqueline Kennedy, pasando por Hillary Clinton o Nancy Reagan, los estilismos de las esposas de los presidentes llevaban implícitos mensajes

elpaís

El 20 de enero es un día marcado a fuego para los presidentes estadounidenses. Es el día en que, tras ser elegidos un par de meses antes, juran su cargo frente a su familia, su pueblo y el mundo entero. Un acto cargado de fuerza y simbolismo en el que, levantando la mano derecha, realizan juramento sobre una Biblia que siempre suele sostener la misma persona: su esposa. Aunque ha habido presidentes solteros, viudos o cuyas esposas no han realizado el papel de primeras damas, a lo largo del último siglo todos los presidentes han estado acompañados por sus mujeres.

En su calidad de primeras damas, las parejas adquieren ese 20 de enero un papel simbólico. Junto a los presidentes, se convierten en el centro del foco y son retratadas hasta la saciedad. De ahí que suelan ponderar con cuidado qué vestir para determinar qué mensaje lanzan al mundo con esa vestimenta. En general, las primeras damas suelen ser clásicas y sobrias. Además también está el factor climatológico, y es que en Washington en enero suele hacer mucho frío. Para la toma de posesión de Joe Biden, que se convertirá en 46º presidente de EE UU, se esperan apenas un par de grados sobre cero. Así han vestido las más recientes primeras damas, de Jill Biden a Jackie Kennedy, en las últimas ocasiones.

2021: Jill Biden

Muy elegante, Jill Biden ha definido su look con un conjunto muy representativo de su sofisticado estilo, que huye de los excesos. No obstante, ha incorporado un detalle que marcaba la diferencia con sus predecesoras al lucir transparencias en el escote; eso sí, muy discretas y refinadas. Concretamente, lleva abrigo en tweed, de largo midi con solapas en contraste y bordados con cristales de Swarovski. Lo luce sobre vestido a juego que se entallaba en la cintura. Unas prendas que llevan el sello de la firma independiente de lujo asentada en Nueva York, Markarian, tras la que se encuentra la diseñadora Alexandra O’Neill. Haciendo historia, podemos decir que la esposa de Joe Biden sigue la tradición que gusta en esta ceremonia entre las primeras damas: vestir con los colores de la bandera de EEUU y, principalmente, de azul. Además, lleva bolso al tono de Tyler Ellis. Por su parte, Joe Biden vestía de Ralph Lauren.

El vestido que no necesita joyas

A pesar de las transparencias que mostraba en el escote, Jill Biden no perdía la elegancia al ser estas muy discretas. Además, ser realzaban con un bordado de perlas en el cuello con el que no es necesario llevar joyas. Esta tendencia de ‘falsas joyas’ son un truco que gusta también a Máxima de Holanda y que lleva al extremo con estratégicos e innovadores diseños.

2017: Melania Trump

Para la toma de posesión de su esposo, Donald Trump, Melania llevó un vestido-abrigo cruzado sobre el pecho en tono azul cielo, un conjunto diseñado por Ralph Lauren y en el que muchos vieron reminiscencias al clasicismo de Jacqueline Kennedy. Para reforzar la idea llevó zapatos de tacón del mismo color, guantes a juego y pendientes de brillantes, además del pelo recogido, un peinado que apenas se le ha visto en los siguientes cuatro años.

2013: Michelle Obama

Una de las imágenes más rompedoras de los últimos años la protagonizó Michelle Obama para la segunda toma de posesión de Barack Obama. En 2013 la abogada llevó un abrigo de cuadros tipo corbata con vuelo, acompañado con un cinturón de pedrería y botas altas de piel, adornado con unos guantes en piel fucsia. Había sido creado por Thom Browne, ganador del premio nacional de moda en 2012 y que solo llevaba dos años haciendo ropa femenina.

2009: Michelle Obama

La primera dama afroamericana de la historia de EE UU siempre ha tenido muy presente que la ropa manda un mensaje que queda, y que a veces es mayor que las palabras que no puede pronunciar. Por ello para la toma de posesión de Barack Obama en enero de 2009, Michelle eligió un conjunto en verde lima de la diseñadora cubana Isabel Toledo (que falleció en 2019). Estaba hecho en lana y trataba de transmitir alegría y esperanza con su color vivo. “Lo más importante era encontrar el tejido adecuado. Finalmente me decidí por un encaje de lana (…) Para mi equipo y para mí era muy importante que fuera caliente. No quería por nada del mundo que Michelle se congelara. Quería que el abrigo fuera cómodo para la Primera Dama, que sintiera que le abrazaba como un amigo, a la vez que se sentía que podía moverse con naturalidad, gestualizar y hablar”, explicó la diseñadora al medio Racked poco después.

2005: Laura Bush

Para la segunda toma de posesión de su marido, George W. Bush, Laura Bush optó por un reluciente conjunto de vestido y abrigo blanco a media pierna, realizados en cachemir y firmados por Oscar de la Renta, con algunos brillos en cuello y puños. Para el baile posterior, la clásica republicana, mucho más glamurosa que en la primera toma de posesión, optó por un deslumbrante vestido en plata del mismo creador, que se quedó sorprendido de que la primera dama republicana le eligiera tras ser vestido a menudo por la demócrata Hillary Clinton, como declaró al diario Washington Post.

2001: Laura Bush

Para la primera toma de posesión del presidente George Bush hijo, el 20 de enero de 2001, la profesora texana llevó un conjunto clásico de abrigo y vestido en azul celeste con el cuello en piel en color negro y guantes y zapatos a juego. Fue diseñado por el creador de su Dallas natal Michael Faircloth y estaba realizado en uno de los colores más repetidos de las primeras damas. El diario Washington Post lo declaró como “con gusto, pero seguro, el equivalente a un little black dress (vestido negro y corto) de las tomas de posesión”.

1997: Hillary Clinton

Para la segunda toma de posesión de Bill Clinton, Hillary Clinton vistió un abrigo en rosa con un broche dorado y guantes color beis, para no romper el conjunto. Había sido diseñado por Oscar de la Renta.

1993: Hillary Clinton

La primera toma de posesión deja una estampa de Hillary Clinton muy noventera, y la última vez que una primera dama ha llevado sombrero (antes casi obligatorio) en una toma de posesión. Clinton vistó de azul añil, color tradicionalmente asociado a los demócratas.

1989: Barbara Bush

RON SACHS / GETTY IMAGES

La ya fallecida Barbara Bush optó también por el azul para la toma de posesión de su espos, con un abrigo de silueta clásica y botones a juego y sin tocado ni sombrero a juego.

1985: Nancy Reagan

Nancy Reagan ya había sido una estilosa y brillante estrella del cine estadounidense cuando su marido, Ronald Reagan, llegó a la presidencia de EE UU a principios de los ochenta. Para su segunda toma de posesión en enero de 1985 llevó un conjunto de sombrerito y vestido con abrigo a juego, en azul, acompañado por cadenas doradas en cuello y cintura, muy del estilo de los años ochenta.

1981: Nancy Reagan

Para la primera toma de posesión de Ronald Reagan, Nancy optó por el rojo de los republicanos, con un abrigo de hombros estructurados que acompañó con una especie de corona a juego.

1977: Rosalynn Carter

En la toma de posesión del demócrata Jimmy Carter, tanto su esposa Rosalynn como su hija, Amy, optaron por los tonos azules del partido. Rosalynn también apostó por llevar guantes de piel y botas altas, más protectoras contra el frío.

1974: Betty Ford

La toma de posesión del presidente Gerald Ford fue distinta al del resto de presidentes, puesto que tomó el puesto tras la dimisión de Richard Nixon en agosto de ese mismo año. Su jura fue en verano y en el interior de la Casa Blanca, por lo que tanto él como su esposa, Betty Ford, que había sido modelo y bailarina, llevaron trajes más ligeros. En el caso de la primera dama, optó por un vestido corto de vuelo en azul con remates en blanco con escote pronunciado.

1973: Pat Nixon

Para la segunda toma de posesión del presidente Nixon, su esposa Pat llevó un color poco habitual, un verde botella, con detalles de piel en el cuello.

1969: Pat Nixon

El final de los sesenta y el principio de los setenta se vislumbra en el atuendo elegido por Pat Nixon para la primera toma de posesión de su marido, Richard Nixon. Pat optó por un abrigo en rosa fucsia que complementó con un gorro de piel y un cuello del mismo material, muy a la moda en ese momento.

1965: Lady Bird Johnson

Apenas cuatro años antes, el atuendo que Lady Bird (de nombre real Claudia) llevó a la toma de posesión de su marido, Lyndon B. Johnson, era un epítome de los años sesenta. Un abrigo rojo en forma de A con lazada al cuello y gorro grande tapando su media melena que eran todo un reflejo de la época.

1961: Jacqueline Kennedy

La primera dama más reconocida, todo un símbolo de la cultura popular, fue Jacqueline Kennedy. El 20 de enero de 1961, hace exactamente 60 años, su imagen de elegancia dio la vuelta al mundo con un abrigo en seda de media manga en azul pastel que acompañó con un gorro a juego, cuello en piel rusa marrón y guantes blancos, todo diseñado por Oleg Cassiny. Fue la primera muestra de un estilo que se haría tan reconocible que lleva su propio nombre y que sigue estando muy marcado en el imaginario popular.

elpais

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *