La habilidad de Baltasar Garsón para relacionarse con casos de alto nivel

El ex juez Baltasar Garsón en el ojo del huracán, política vs. justicia

El ex juez, político, escritor y profesor universitario, genera polémica con cada caso en el que participa

Muy recordado por su actuación como juez contra el exdictador chileno Augusto Pinochet, Baltasar Garsón, es un jurista que se ha visto relacionado con casos de gran envergadura.

Ha conocido de las causas contra el franquismo, ETA, también abrió una averiguación por torturas en la cárcel estadunidense de Guantánamo, hasta la dictadura militar Argentina de Videla. Garsón es noticia esta vez por asumir la defensa de Ález Saab, quien asegura ser “enviado especial” para el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

En esta ocasión, la polémica surge debido a que la justicia de E.EU.U., requiere al señor Saab por presuntamente estar implicado en una serie de delitos relacionados con el lavado de dinero y la relación de Saab con el gobierno de Venezuela. Fuentes aseguran que para asumir esta defensa el ex juez ha exigido fuertes cantidades de dinero como honorarios profesionales.

La revista colombiana Semana, indicó que solo por oír la propuesta, el jurista cobró la suma de 55 mil euros (unos 65 mil dólares). No obstante, según el mismo reportaje, los honorarios están estimados en 50,9 millones de euros (unos 60 millones de dólares).

Para muchos, las actuaciones de Baltasar Garsón desdibujan su trayectoria. En la mayoría de los casos se ha dedicado a investigar a personas involucradas con crímenes de lesa humanidad, terrorismo y corrupción.

Justicia vs política

En el caso de Álex Saab, Garsón asegura que más allá de lo jurídico, existe un matiz político. Para el jurista, las autoridades norteamericanas han aprovechado para hacer campaña a costa del futuro de su cliente.

“Respetamos la justicia caboverdiana y la soberanía de Cabo Verde, pero eso no nos impide denunciar, muy claramente, que Estados Unidos está tratando de explotar la jurisdicción de Cabo Verde para lograr un objetivo político”, aseguró Garsón, al tiempo que anuncio acciones ante la justicia de Cabo Verde, para tratar de liberar a su cliente.

Trayectoria de Baltasar Garsón Real

Baltasar Garzón Real, nació en Torres, Jaén, Andalucía el 26 de octubre de 1955. Es abogado, fue juez desde 1981​ y magistrado del Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional desde 1988 hasta 2012.

Tuvo a su cargo la investigación de algunos de los delitos de mayor relevancia que se produjeron en España, crímenes contra la humanidad, terrorismo, terrorismo de Estado, narcotráfico, corrupción política y delincuencia económica.

Fue nombrado delegado del Gobierno en el Plan Nacional sobre Drogas, con rango de secretario de Estado. En febrero de 2012 fue expulsado de la carrera judicial​ tras haber sido condenado por el Tribunal Supremo a once años de inhabilitación por un delito de prevaricación cometido durante la instrucción del caso Gürtel.

Ha ejercido cargos, en el Tribunal Penal Internacional de La Haya. Fue director de la defensa jurídica del fundador de WikiLeaks, Julián Assange. En noviembre de 2012, la entonces presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, le otorgó documento de identidad de residente extranjero en Argentina.

En argentina fue coordinador de asesoramiento internacional en la secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, hasta que renunció. En Colombia, asesoró a la Fiscalía General. En Ecuador fue designado coordinador de la Veeduría Internacional a la Reforma de la Justicia.

Con información de otros medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *