Inés Gabriela Ferrero: “Me gustan las cosas clásicas y atemporales”

Inés Gabriela Ferrero, Joven, bella e inteligente

Inspirada por su abuelo, el doctor Aurelio Ferrero Tamayo, estudió derecho. Dato que comparte con orgullo por ser él un ejemplo para ella y fuente de su motivación

Especial para la Revista Gentío

Juventud, belleza e inteligencia, son adjetivos que bien podrían describir a nuestra invitada de hoy. No obstante, Inés Gabriela Ferrero, se ha hecho un lugar en la sociedad por méritos propios, los cuales logró con esfuerzo y dedicación. Es profesional del Derecho, nació en la ciudad de Caracas, pero tiene ascendencia tachirense, y ella misma se define como “gocha de corazón” y de sangre.

Sus estudios universitarios en la carrera de derecho fueron inspirados por su abuelo, el doctor Aurelio Ferrero Tamayo, a quien considera su fuente de inspiración. Sin embargo, recuerda que para ella estudiar derecho fue «una decisión arriesgada y cargada de inocencia”.

La doctora Ferrero irradia entusiasmo al relatar sus inicios en el mundo de las ciencias jurídicas.  “Comencé mis estudios en una época en la que nuestro sistema jurídico ya se encontraba atravesando por muchas dificultades (…), pero quería ser parte del cambio en mi país por mis propias acciones”, afirma.

“Disfruté mucho de mis estudios universitarios, tuve la oportunidad de trabajar durante toda la carrera. Al empezar las materias de derecho, ya estaba trabajando en una firma de abogados, así fui adquiriendo conocimientos en el aula y en la práctica. Luego trabajé en Empresas Polar y pude comparar el funcionamiento de un departamento legal con el de una firma de abogados. También tuve oportunidad de ver el funcionamiento del sector público, aunque no desde dentro”.

Inés Gabriela Ferrero afirma que la experiencia laborar en las ciencias jurídicas le ayudó en su desempeño académico. Con base a su experiencia recomienda a los futuros profesionales del derecho trabajar en el área mientras se forman académicamente.

“Luego de mi graduación decidí emigrar, por razones personales, a un país donde no iba a poder ejercer inmediatamente mi profesión. Pasó por mi mente arrepentirme de haber elegido una carrera que no podía fácilmente homologar en otro país. Sin embargo, el cariño que le tengo al derecho, reafirma que he seguido el camino correcto”, afirma con orgullo. 

Actualmente la doctora Ferrero se encuentra en Venezuela ejerciendo su profesión “generando un efecto positivo en la vida de algunos venezolanos”.

Siente que está en el camino correcto, y es parte del cambio. No descarta iniciar nuevos caminos, al respecto la joven jurista afirma que “puede que en el futuro mi camino me lleve a otra encrucijada y tenga que dejar esta meta a un lado, si esto sucede, lo haré con la satisfacción de quien ha trabajado por ella y sabe que no fue un error perseguirla”.

Profesional del Derecho, se preocupa por las causas justas. Está convencida que su labor ayuda a lograr nuestras metas como país

¿Qué opina de la emancipación femenina en relación a la situación actual de Venezuela?

La conmemoración del día internacional de la mujer, que tiene como objeto rememorar e incentivar la lucha de las mujeres por la equidad. Me gustaría mencionar su origen, el 8 de marzo de 1908, 129 mujeres murieron en un incendio en una fábrica durante una huelga que llevaban a cabo en su lugar de trabajo para exigir mejores condiciones.

En vista de que este día fue elegido en base a una tragedia, que afortunadamente no ocurrió en vano, en mi opinión es poco prudente “celebrar” este día. Personalmente prefiero que ese día no se me felicite por ser mujer, y por ello llegué a discutir con un amigo, quien me dijo que mi pensamiento ahuyenta a la gente que quiere ayudar al movimiento feminista.

Muchos conocidos y amigos, critican las acciones tomadas por ciertos movimientos feministas, por considerar que únicamente generan rechazo de parte de las personas que buscan ser aliados, por ser “radicales”.

Hay muchas posturas en el feminismo; cada persona es libre de elegir la que más le convenga y con la cual se identifique. Es también una elección rechazar a todo un movimiento histórico, por no estar de acuerdo con la interpretación o las acciones de ciertas personas en nombre del mismo.

Diferentes puntos de vista, desacuerdos y discusiones, son necesarios para avanzar como movimiento, por lo que al considerarme parte del mismo, no criticaré los motivos o las acciones de aquellas personas a las que considero mis aliados, aun cuando no las comparta.

Sin embargo, aprovecho para mencionar que mi opinión y postura, es que el feminismo es un movimiento cuyo objetivo debe ser algún día dejar de existir, y la emancipación de la mujer un proceso que como todos, busca alcanzar un fin.

La emancipación femenina ha sido y continua siendo el proceso mediante el cual, las mujeres y aliados, han trabajado para deconstruir la errónea idea de subordinación de un sexo a otro. Este proceso es global y no puede ser visto solo en relación a Venezuela, y mi realidad inmediata.

Para mí se trata de enmendar errores cometidos desde hace tanto tiempo, que globalmente hemos llegado a pensar son parte de la naturaleza humana.

Si bien es innegable que las diferencias biológicas son parte de la naturaleza humana, el significado que se ha impuesto a esas diferencias, en relación a la posición de la mujer en sociedad, es una creación humana, y cómo todo lo humano imperfecto.

El fin, no es generar mayor desigualdad buscando la superioridad de la mujer, o promover el odio hacía el hombre, tampoco culpar al sexo masculino por el orden social actual. Las mujeres, como seres autónomos debemos asumir nuestra responsabilidad, hemos cometido errores inconscientes que perpetúan la desigualdad, somos capaces de reconocerlos y enmendarlos.

La meta, es alcanzar la equidad, creada por nosotros como humanos, que no niegue las diferencias biológicas, si no que las reconozca y no permita que estas limiten los derechos y oportunidades de otros.

Actualmente en Venezuela, estamos lejos de alcanzar la equidad, si bien nuestra sociedad es matriarcal y las mujeres son cabeza de familia en muchos casos, esto no se debe a que sus oportunidades y derechos no hayan sido disminuidas o violentados, por el contrario, se debe al abandono por parte del padre del hogar, y a que es más fácil desligarse del núcleo familiar, para la figura masculina, incluso llega a ser más esperado y menos condenado por la sociedad.

Esta problemática se ve exacerbada por la crisis económica y social. Actualmente millones de mujeres no pueden acceder a métodos anticonceptivos, ni reciben algún tipo de educación sexual. Las familias crecen de forma insostenible y la desigualdad se hace cada vez más grande. Las oportunidades y los derechos de estas mujeres, se ven afectados por la responsabilidad de cuidar a una familia en medio de la crisis que atraviesa el país. Responsabilidad que debería ser compartida, pero que en la práctica no siempre lo es.

La mortalidad materna en Venezuela es preocupante, y es posible afirmar que ha aumentado en los últimos años, aun cuando el Estado no revela cifras oficiales.

Atraer atención hacia estas tragedias, en un día como el 8 de marzo, no es tan satisfactorio como felicitar a las mujeres que queremos y valoramos. Sin embargo, nos acerca a lograr un cambio en nuestra realidad, pues nos hace reconocer que la problemática es un hecho y debe dejar de existir.

¿En qué tendencia está con la moda?

Soy ávida usuaria de las redes sociales, supongo que en eso estoy a la moda. Creo que no hay mucho más. Conocer distintas culturas viajando, cuenta como algo que está de moda, pero es algo que me gustaría hacer.

¿Apasionada lectora o tiene un hobby especial?

No tengo un hobby especial, o mejor dicho no los mantengo con constancia. Me gusta hacer cosas manuales, en mi colegio había clases de origami que nunca tomé oficialmente, pero me “coleaba”. Hice un par de clases de escultura en arcilla, y aprendí por mi cuenta a hacer macramé, pero no mantengo ninguno de ellos como hobby fijo.

Me gusta mucho leer, y actualmente estoy leyendo el Libro Sapiens. De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad, de Yuval Noah Harari. 

¿Qué es para usted el eterno femenino? ¿Es esclava de la moda?

No soy esclava de la moda, me gustan las cosas clásicas y atemporales, que siempre se verán bien con el paso del tiempo.  Tampoco veo a la moda como algo femenino necesariamente.

¿En qué lugar tiene a la política?

La política es importante, impacta todos los aspectos de nuestra vida en sociedad, querer ser apolítico, negar su importancia, o intentar abstraernos del asunto para no tener que pensar al respecto, es irresponsable, es dejar nuestra vida en manos de otras personas que sí participan en la política.

No todos queremos ser políticos, ni la política es perfecta, simplemente existe, y debemos participar de ella en beneficio de nuestros propios intereses. Esto puede hacerse desde diferentes espacios, incluso en una conversación privada o formando una opinión personal nos ayuda entender la forma en que nos afecta la política.

Inés Gabriela Ferrero  es una joven profesional del derecho con sólidos principios de justicia. Preocupada por el bienestar de sus connacionales, especialmente las mujeres.

Amante de lo clásico, pero sin dejar de lado la noción de la modernidad. Considera que la política forma parte de nuestras vidas y es necesario tenerla en cuenta sin recelo para alcanzar nuestros objetivos como sociedad.

Es consiente que su trabajo impacta positivamente a las personas de su entorno, por lo tanto, su norte es mejorar cada día y aportar su experiencia para la transformación y cambios que reclama el país.

Podemos afirmar en consecuencia que Inés Gabriela Ferrero es un ejemplo de camaradería, constancia y dedicación.

1 thought on “Inés Gabriela Ferrero: “Me gustan las cosas clásicas y atemporales”

  1. Estoy muy orgulloso de Inés Gabriela, es mi hija y la amo. He conversado muchas veces con ella de muchos de los tema que trató la entrevista. Sin embargo quedé muy gratamente impresionado por sus maduras e inteligentes respuestas, tejidas con humildad, sinceridad y firmeza.
    Ahora estoy más orgulloso de ella que nunca
    Muy agradecido con Ramon Dario, el periodista que logró esta excelente entrevista

    Francisco Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *