Gustavo Rugeles: Marca tendencia para una indumentaria que arropa a todo el mundo

Gustavo Rugeles, diseñador de cubre camas

El tiempo le ha dado la razón, y el diseñador es ahora el amo y señor del buen gusto para los grandes en éste, y el viejo mundo.

Líder en lo que hace, y defensor del buen gusto y la distinción, a Gustavo Rugeles Acevedo, el trotamundos, junto a su bella esposa Etey,  consejera y su mejor crítico, y la madre abnegada de sus hijos, ocupa gran parte de su tiempo a trabajar con ahínco en el diseño.

Especialmente en el logro de sus creaciones para la realización de edredones y vestuario de esas grandes cubre camas que se integran a la decoración de las alcobas y que son dueñas absolutas de las horas del dulce fare-niente en los hogares.

Rugeles vivió en china y estudió diseño de indumentaria en España, logró ubicar su tiempo en lo que se convirtió en una empresa de grandes alcances para la creatividad y hoy en día, domina un mercado que les exige mucho tiempo.

Tanto a él como a su esposa y todos los que se les unen en su trabajo consumado en arte maravilloso y exigente, donde hasta mascarillas para la pandemia han manufacturado, amén de pedidos de lugares remotos hasta donde llega su fama de diseñador.  

Muy joven estudió  la posibilidad de hacerse arquitecto, pero luego, el tiempo le aclaró un abanico de posibilidades que abarcaban menesteres diplomáticos, como los que hacía su esposa,  y en los avatares de padres, sus hijos, hoy ya profesionales en diversos campos de acción, lo colocaron en el plano de hacer buen uso del talento creativo para explorar un mundo que lo entretiene y le es lucrativo.

Para el diseñador, cada boceto es siempre un reto, y luego de que se perfecciona, lo es aún más.

En los momentos en que se acude a exposiciones, el reto es doble, ya no se trata de cautivar al cliente, sino de  pautar gustos, trabajo y diversidad de opiniones. Suficiente argumento para imponer un estilo propio sin caer en meras especulaciones,  o resultar contradictorio con el buen gusto. SE trata de que sea la calidad la que aflore por todos los costados.

Las horas del sueño, si se disfrutan con amplio confort, son más propicias al placer y es a ello que Rugeles le imprime el sello de creatividad a sus accesorios. Es entonces cuando todo se ajusta a las exigencias de estos tiempos que corren violentamente y da paso a eso que se llama moda. RDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *