Faenza Araujo de Torbay: Una mujer de dos mundos

Faenza Araujo de Torbay: Una mujer de dos mundos

Elegante, moderna, poseedora de luz y de belleza celestial, Faenza Araujo de Torbay, no tiene reparo en expresar su amor por América Latina y sentir orgullo por la tierra que la vio nacer “Soy colombiana, pero tengo a Venezuela en el corazón”.

Ramón Darío Castillo – Especial para la Revista Gentío / Fotos Faenza Araujo de Torbay

Entre las latinas más elegantes de la década, Faenza Araujo de Torbay, es una de las más destacadas. Nació en Colombia, pero tiene en su corazón a Venezuela. Es esposa del industrial Mauricio Torbay, y viven actualmente en el Líbano, con sus dos hijas y sus nietos. Allí tienen siempre a Venezuela, la tierra que no olvidarán jamás.

Apuestan siempre a su bondad y a su gentilicio. Nacidos en hogares de excelentes virtudes cristianas, los Torbay, tienen a Venezuela en  su corazón, pues es aquí donde viven sus familiares y amigos.

Faenza destaca en el Líbano por sus dotes de gran anfitriona y de mujer siempre elegante, facetas que logra amalgamar muy bien con su rol de mujer hogareña entregada a su familia. Hoy la Revista Gentío, celebra a oportunidad de poder entrevistarla y el Mundo podrá aprovechar la ocasión de conocerla un poco más, sin duda alguna.

Conozcamos un poco más de Faenza Araujo de Torbay

–. ¿Crees en la emancipación de la mujer?

–. Naturalmente. Es una lucha de larga data que comienza en 1791 cuando la activista Olympe de Gouges publicó la Declaración de los Derechos de la Mujer mediante la cual, reclamaba un trato igualitario en el ámbito público y privado. A partir de ese momento hasta la fecha las mujeres no han cesado de luchar por lograr el reconocimiento de sus derechos civiles y políticos, igualdad real y efectiva.

Es evidente, que las mujeres a nivel global se han reivindicado y continúan batallando por conquistar sus derechos y espacios tanto sociales como políticos. En algunos países han logrado considerables avances como la igualdad legal, política, profesional, familiar y personal en relación con el papel atribuido tradicionalmente al hombre, aunque aún existen disparidades profundamente arraigadas. Considero que aún estamos lejos de una sociedad con plena igualdad y equidad de género, el patriarcado ha retrocedido, pero no desaparecido y opone feroz resistencia.

Actualmente, resido en Líbano y el escenario es aún más complejo dado que aquí conviven 18 confesiones religiosas y cada una dispone de su propia legislación, generando así hechos graves de violación de los derechos de la mujer. La raíz de esta discriminación son las leyes comunitarias que regulan los problemas del matrimonio, la herencia, el divorcio y la custodia de los hijos. Pero si estos difieren en su aplicación según las religiones, todas reposan sobre un sistema patriarcal.

Un artículo de la Constitución destaca que “todos los libaneses son iguales ante la ley y tienen los mismos derechos políticos y civiles”, pero no es así en la práctica, visto que las mujeres libanesas tienen menos del 60% de los derechos otorgados a los hombres, según cifra publicada por el Banco Mundial en un estudio que data de 2019.

La desigualdad es patente en este país a pesar que fue uno de los primeros Estados árabes en otorgar el derecho a voto a las mujeres (1953). En la esfera política se observa la insignificante representación femenina en el Parlamento, así como escasa en los partidos políticos, en los cargos de decisión y en todas las instancias del poder.

Un ejemplo lo podemos observar a través de la reciente presentación del Gabinete del Primer Ministro Najib Mikati quien asumió su cargo este 10 de septiembre y el cual cuenta con 24 Ministros divididos «a partes iguales entre cristianos y musulmanes», pero sin igualdad de género: sólo hay una mujer Ministro.

Finalmente, y en general, hay un relativo avance en el mundo en la consecución de las metas para alcanzar la equidad de género, pero sigue sin existir plena igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres prácticamente en todas las sociedades. Lograr esta meta supone un largo proceso de cambio en las normas sociales, culturales, políticas y económicas de todas las sociedades, pero debemos confiar que en esta senda nos encontramos.

En América Latina, tanto las mujeres colombianas como venezolanas tienen una tasa considerablemente alta en materia de educación y preparación a todo nivel, han conquistado derechos y espacios tanto sociales como políticos. Indudablemente, se ha avanzado, sin embargo, aún estamos lejos de una sociedad con plena igualdad y equidad de género, el patriarcado ha retrocedido, pero no desaparecido y opone feroz resistencia muchas veces de forma discreta.

–. ¿Qué es lo que anhelas en la vida?

–. Mis mayores anhelos se centran en el bienestar de mi familia y seres queridos. La salud es prioridad y es lo que más anhelo para ellos y para mí y, aún más en estos tiempos difíciles de emergencia de salud pública (Covid 19 y sus variantes).

 –. ¿Tus hijas, nietos y tu esposo marcan cambios en tu vida?

–. Indudablemente que los hijos, nietos y esposo marcan cambios en el transcurrir de la vida y nos obliga a adaptarnos a las nuevas condiciones del entorno, además percibes nuevas emociones y realidades generadas por la madurez y los amores que crecen en la prolongación familiar.

–.  ¿Qué significado tiene para usted la amistad?

–. La amistad está íntimamente vinculada al respeto, al amor, a la sinceridad, al compromiso…es la familia que uno elige. Es como muy bien lo describe el filósofo griego Aristóteles “la amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que habita en dos almas.”

–. ¿Es una esclava de la moda?

–. No, nunca he sido esclava de la moda, pienso que su dinamismo y flexibilidad nos da la oportunidad de ser creativos e independientes por lo tanto creo que la personalidad, la ocasión y los complementos marcan la pauta para una correcta elección al momento de decidir la vestimenta adecuada. 

Sin embargo, no soy indiferente ante los cambios que se registran en la actualidad, la moda cambia de manera constante mientras las tendencias evolucionan a un ritmo descomunal.

Es interesante observar a los jóvenes creadores emergentes siempre en la búsqueda de nuevas fórmulas, demuestran mucho interés y ganas de sorprender. En general, los más jóvenes están abiertos al potencial de desarrollar su creatividad.

Es también importante reconocer el enorme impacto que ha generado la “pandemia” en la industria de la moda hecho que les ha obligado a buscar soluciones alternativas tales como ingresar en la era digital, es decir, en medio de esta inestabilidad, ha prevalecido la creatividad.

–. ¿Cómo divide su tiempo?

–. ¿Mi tiempo? …las circunstancias por las que pasamos en el transcurrir de la vida nos hacen crecer, somos más sencillos y realistas. La familia y los amigos adquieren mayor valor, así como también apreciamos mucho más nuestro propio tiempo.  Dedico mi tiempo a esos afectos y, aprecio enormemente el que yo misma puedo disfrutar.

–. ¿Qué opina de la juventud actual?

–. Es un tema muy complejo. En general, la juventud actual representa un recurso humano importante dentro de la sociedad, ya que actúan como agentes de cambio social, desarrollo económico y progreso. Sin embargo, pienso que la juventud actual tiene clara consciencia que viven en un mundo muy diferente al vivido por nuestras generaciones. De ahí que la gran mayoría están expuestos al impacto de la tecnología digital que predomina en este siglo XXI.

Es indudable que la juventud de hoy posee capacidades extraordinarias ya que están formados en la era digital, evolucionan y desarrollan nuevas habilidades. No han conocido un mundo sin ordenadores, sin noticias por TV las 24 horas del día, sin internet y sin teléfonos móviles que hoy incorporan videos, música, cámara fotográfica y mensajes de texto. Muchos de esta generación raramente entran en una biblioteca ni les atrae leer un libro y mucho menos acuden a una enciclopedia ya que utilizan Google, Yahoo! y otros buscadores “on line”. Sin duda alguna es un avance positivo, no obstante, debemos reflexionar sobre las consecuencias negativas que ya se observan en el comportamiento de nuestros jóvenes: falta de atención, aislamiento, perdida de habilidades sociales…, etc. Nos queda trabajar para preservar la condición humana.

–. ¿Qué es para usted el cambio climático?

–. Es uno de los más grandes retos de la humanidad que requiere una acción colectiva inmediata tanto de los gobiernos como del ciudadano común para la preservación del planeta.

Para ello, son imprescindibles nuevas políticas y leyes tendientes a mitigar el calentamiento global que es la principal causa del cambio climático.

No obstante, será la unión de medidas políticas rigurosas con las acciones individuales que se podrá lograr este objetivo. Es indispensable un cambio de consciencia y hábitos que inciten a la ciudadanía a cambiar sus costumbres para finalmente vivir en armonía con nuestro planeta.

 –. ¿Consideras que Latinoamérica es un Continente de vida sin mejores augurios?

 –. No, absolutamente, una visión común para todos los países latinoamericanos sería una apreciación muy simplista cuando en realidad ese Continente se caracteriza por ser multiétnico y multicultural. Goza de una gran diversidad en todos los ámbitos y posee enormes riquezas.

Es evidente que los países latinoamericanos en general no han logrado superar sus problemas estructurales de baja inversión, productividad, informalidad, pobreza, desigualdad…, etc.,  y, recientemente el impacto de la “pandemia” ha desencadenado no solo una profunda crisis económica-social, sino también ha situado la recuperación de la estabilidad político-institucional como uno de los principales desafíos que debe afrontar la región a corto plazo.

Aunque algunos organismos y analistas conocedores del tema estiman que la recesión generada por la “pandemia” es la “más abrupta de la historia” y auguran un futuro incierto para el Continente, particularmente, estimo que varios de estos países ya redoblan esfuerzos por superar la crisis que hoy viven y aprovechan al máximo las oportunidades derivadas de la coyuntura actual, que abren una vía para el optimismo, en particular en lo relativo a un nuevo ciclo de materias primas, así como al auge del emprendimiento, la inversión tecnológica, y la transición energética hacia una economía más verde y sostenible, entre otras.

En resumen, Faenza Araujo de Torbay, es una mujer moderna, preocupada por la igualdad en todos sus aspectos. Centrada en sus objetivos personales, preocupada por su entorno familiar, se mantiene informada de todo lo que sucede en el mundo. No es ajena a los cambios culturales modernos y confía en el desarrollo de Latinoamérica basado precisamente en la diversidad cultural y a los avances en materia educativa y tecnológica.

1 thought on “Faenza Araujo de Torbay: Una mujer de dos mundos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *