El gran cacao de Venezuela en busca del continente perdido

El gran cacao de Venezuela

Rafael Brazón se ha convertido, como por arte de magia, con esfuerzo y trabajo en el precursor de una industria que desde Venezuela conquista los mercados del mundo

Ramón Darío Castillo/Especial para Gentío/Fotos: Tony Pardi

Muy claro, como el cantar de un gallo, suena la voz de un venezolano que ama, por encima de las circunstancias, a su patria, Rafael Brazón, quien a sus 48 años bien labrados ya tiene a su país, como uno de los más importantes del continente, que abre la buena senda para un porvenir de promisores augurios, pues tiene fe en que la industria del Cacao, despejará todas las incógnitas en la economía y el bienestar, mientras que en los países desarrollados, el tema del ahorro energético preocupa, a Brazón no le tiembla el pulso al apostar por el éxito rotundo del cacao que, sin duda, es su fuerte.

El cacao criollo andino, el porcelana y los pentágonas que, aunque parezcan diferentes entre sí, pertenecen a la misa familia, se han convertido en los más importantes en el mundo. La actitud de Brazón, lo lleva al convencimiento de que es el momento del cacao, que se abre al mundo, dentro de las expectativas reinantes, su meta es ambiciosa, pero es lo mismo que tienen en mente los que como él son los “grandes Cacaos de Venezuela¨

Preguntas y respuestas

Rafael Brazón

-¿Cuál es el mayor secreto guardado del cacao Venezolano?

-El cacao de Venezuela  desde muchos años atrás se ha caracterizado por ser un cacao especial, renombrado y conocido como cacao extra fino y fino de aroma, nuestro cacao ésta lleno de historia, desde que  lo descubrieron hasta la fecha, ha ocupado grandes  espacios en lo más importantes momentos de la vida del venezolano.

Como un fruto mágico que había perdido su protagonismo desde la llegada del petróleo, sus bajos precios impulsaron al campesino a dejarlo de atender y así se perdieron muchas haciendas en todo el país. Desde hace unos años pudiera decir que la gente miro otra vez el campo como alternativa y eso ha beneficiado las plantaciones de cacao en el país; en estos momentos son muchos los nuevos pequeños productores y empresas grandes que han vuelto a plantar haciendas de cacao. Sembrar árboles de cacao en Venezuela es sinónimo de lucha indirectamente contra el calentamiento global, ayuda a la recuperación de los cauces de los ríos, disminuye las temperaturas en esa zona, porque nuestro cacao requiere sombras, por cada hacienda fundada, estamos sembrando muchos árboles de sombra.

Cuentan personas extranjeras que se llevan las plantas o semillas de Venezuela (Del Sur del lago, Guasare, Carenero Superior, Ocumare en sus distintas variedades, Chuao, Río Caribe Superior, Delta del Orinoco, etc.).  Hagan lo que hagan en otros países para sembrarlas, imposible obtener la calidad de cacao que se produce aquí, por eso estamos convencidos que nuestra tierra es mágica y le aporta en cada lugar del país de manera diferente a nuestros frutos un sabor, un olor, aroma, una calidad que caracteriza a cada zona del país, donde encontramos diferentes tipos de cacao, pero todos muy buenos, unos sobresalen por encimas de otros pero son reconocidos y aceptados a nivel internacional.

Cuando un cacao porcelana del sur del lago, un Chuao, un Ocumare 68, Río Caribe Superior,  u otros por no nombrarlos a todos, se le efectúa los mejores procesos, atención de plantaciones (poda, abonos, control de malezas y enfermedades), en cosecha ( frutos maduros, maracas sanas, tiempo de corte de maracas no mayor a tres días, buena clasificación), post cosecha (fermentación, lavado, secado, almacenamiento y despacho ) cumpliendo con todos los controles estrictos de tratamiento de un cacao de primera F1, entonces el que transforma la semilla en chocolate puede discernir las excelentes propiedades organolépticas  de nuestro cacao, que se distinguen de manera sobresaliente por encima de todos lo cacaos del mundo, lo cual nos llena de orgullo.

-¿Cuánto tiempo esta usted inmerso en el medio cacaotero?

-Tengo 48 años, nací en Río Caribe Edo. Sucre, Municipio Arismendi, desde que tengo uso de razón nuestro padre Amador Brazón,  visitaba casi todos los días nuestra hacienda, “Hacienda Mare”, me vine a estudiar a Caracas en la Universidad central de Venezuela, pero era simplemente recibir una llamada desde la casa, que la hacienda entraba en la conversación, cada visita a mi madre porque papá falleció en los años ochenta, era sinónimo de visitar la hacienda varias veces, vacaciones para atender la hacienda.

Siempre teníamos en mente desarrollar mejor la hacienda, tratar de aumentar la producción anual, con mejoramiento de la genética existente, mejorar en todos los aspectos. Desde hace unos años me decidí con un amigo el Lcdo. Rubén Darío Palma Moleiro, Caraqueño que se enamoró del cacao, con mi hermano menor, T.S.U Francisco Brazón, meterle el pecho a la hacienda, ahora estamos inmerso en esto todos los días,  buscando  apoyo y asesoramiento de expertos, asistimos al encuentro de cacaoteros en el Ecuador  el año 2017, realice un diplomado en “ Ciencia y tecnología del chocolate ” que dicta la Facultad de Ciencias de la UCV, realizamos diferentes curso sobre cacao, plantaciones, control de plagas, etc., hemos asistidos a charlas en la UCV de Maracay Facultad de Agronomía, a ferias, conversatorios, muchas cosas respecto al cacao, conociendo personas dedicadas al cacao constantemente.

Ahora tenemos como proyecto con el apoyo de las Profesora, Dra. Elevina Perez, Bióloga de la UCV, hacer de la  “Hacienda Mare” una referencia importante por la aplicación de métodos estandarizados de calidad de sus procesos en la Península de Paria. Inicialmente vamos a contratar para los estudios de suelos, identificación genética, aplicando los métodos de agricultura de precisión,  realizaremos viveros con micorrizas, actualmente desarrollamos el primer patio de secado, y la unidad de fermentación.

Estamos como apoyo de la Facultad de Ciencias de la UCV, con el diplomado “Ciencia y Tecnología del Chocolate” que  se realizó en Río caribe desde el 23 de septiembre 2019 al 06 de octubre 2019, patrocinaremos con cacao F1 Río Caribe Superior el primer encuentro gastronómico en Los Roques, el cual tiene pautado realizarse en el mes de noviembre 2019, participamos en la Feria del Cacao Pariano que se efectuó en Río Caribe Edo. Sucre el 05 de octubre 2019, con esto le quiero decir que estamos trabajando diariamente los 365 días del año en el medio cacaotero.

-¿Cuál es la diversidad del cacao venezolano?

-En Venezuela es diverso los tipos de cacao que existen, los criollos, trinitarios, forasteros, que están ubicados en diversas partes del país. Se hacen estudios genéticos en la UCV, Facultad de agronomía de la UCV, investigando los ADN respectivos  y así clasificar los tipos de cacao de diferentes zonas. Han encontrado cacao que no tienen ADN registrado, sin embargo los más sobresalientes y conocidos les puedo decir que son: Porcelana y Guasare del Sur del Lago, un cacao criollo de primera, catalogado como cacao extrafino, solo se da en esa zona del país; se cultiva en los estados Zulia y parte de Mérida, el mejor del mundo, sus propiedades organolépticas lo hacen superior, sus sabores a nueces, panela y maltan lo caracterizan, es un cacao muy bien cotizado a nivel mundial.

Chuao, un  cacao fino de aroma de la población que le da el nombre al cacao, desde la época colonial este cacao es conocido como: Cacao Premium o Fino, excelente, en cada cosecha se vende en su mayoría al extranjero.

Ocumare, un cacao fino de aroma, exquisito en sus propiedades organolépticas, existen varias categorizaciones de los Ocumare, los que yo  más conozco son: Ocumare 68, Ocumare 61, son utilizados para mejorar los rendimientos en las haciendas por el tamaño de su mazorca y la cantidad de granos que ellas tienen.

Río Caribe Superior, cacao fino de aroma. El Estado Sucre produce cerca de 55 % de la producción nacional de cacao, ocho (8) municipios del estado producen cacao, se destaca el Río Caribe Superior, que son cacao trinitarios más de 90 %, con algo de forasteros menos de diez (10) %, excelentes y muy apetecidos, algunos fabricantes lo consideran de altísima calidad, cuando se trabaja bien es un cacao de primera.

Carenero Superior, sus sabores frutales, lo hacen un cacao muy distinguido, cuando lo fermentan como debe ser, llega a tener propiedades muy parecidas al caco criollo, por eso es especial, se cosecha en el Edo. Miranda y en las zonas conocidas como el este de Caracas.

Existen otras variedades que se producen en menores cantidades, pero igual son cacao sobresalientes, el de pie de monte andino, criollo merideño, el Delta del Orinoco, un trinitario cruzado con forastero que apetece mucho el gusto de los asiáticos, el Agua Fría 01 que podemos decir es un tipo de Río Caribe superior muy exquisito; es claro que en cada zona, por sus condiciones climatológicas, tipos de ambientes, vegetaciones, etc., se muestran diferencias entre los diferentes cultivos de cacao que se dan, sumando que el tratamiento del cacao desde la plantación hasta el embarque hace la diferencia.

Es por eso que todos los días invitamos a los productores a que traten con amor su cacao, dándole los mejores tratos tendrán un cacao que les debe generar mayores ingresos, aunque nuestro país produce menos del cinco (5) % de la producción mundial, el cacao venezolano llega al mundo para mejorar los sabores y olores de otros cacao que se producen en mayor cantidad, sus sabores secundarios diversos y exquisitos de cada zona lo hacen muy apetecible por los chocolateros del mundo, siempre y cuando se apliquen buenas prácticas, de cuido, cosecha, post cosecha, almacenamiento. 

-¿La política influye en la preservación del cultivo en tierras de la Cordillera Andina?

-La política influye en todo los aspectos de la vida de los ciudadanos y su entorno, de esto no escapa el cacao, los políticos a menos que sean cacaoteros verán la importancia del cacao en el desarrollo del país, a otros se les pasa la vida sin notar tal importancia.

Hay mucha gente trabajando en cacao, pero no tenemos un objetivo común realmente identificado por todos los que hacen viveros y estudios genéticos, (UCV, UDO, LUZ, ULA, INIA, MAUP) etc, los productores, los comercializadores, los exportadores, al final los objetivos no están claros pensando en desarrollo del país; esto lo digo porque como ejemplo tenemos a los comercializadores de oficio, solo les interesa comprar cacao sin saber si el vendedor es dueño de hacienda (esto incentiva el robo de cacao en las haciendas), si el cacao es de calidad (esto permite que llegue al mercado nacional e internacional cacao de mala calidad, que no es certificado).

Por eso es importante que en todo el país las políticas respecto a este rubro tan importante estén claras, se apoye al productor en su hacienda, se den las condiciones para que el tratamiento post cosecha mejores en todas las haciendas, vale mucho un buen asesoramiento a tiempo. En fin, unir el mayor esfuerzo de todos, colocar unosobjetivos bien identificados que nos lleve a ser como era antes, un país gran productor de cacao de excelente calidad.

Actualmente tenemos una gran amenaza identificada con permitir introducir a Venezuela el clon CCN51 (colección Castro Naranjal 51) un clon originario de Ecuador, con alto rendimiento por hectárea superior al rendimiento del cacao fino de aroma Venezolano. Este tipo de cacao es visto por los productores como el salvador, motivado a que su gran producción por cosecha y lo resistente a enfermedades como la escoba bruja (Basidiomycete Crinipellis perniciosa (Stahel) Singer) les da un mayor ingreso, el  cacao CCN51 entre sus deficiencias tiene que no posee sabores secundarios, es usado en su mayoría para extraer manteca, acidez y astringencias bien marcadas, catalogado como un cacao corriente, lo recomendable es no cultivarlo en nuestro país para evitar dañar nuestro reconocimiento como productores de cacao extra fino y finos de aroma.

Los políticos deben tomar medidas en el país para no permitir que llegue y se reproduzcan haciendas con este material. Se ha informado de existencia en el occidente del país en las cercanías de la frontera con Colombia.

Por la cordillera Andina, específicamente en el estado Mérida se encuentran cacao  porcelanas de excelente calidad, Los Guasare, los del pie de monte andino, que son de suma importancia como cacao criollos reconocidos, los mismo deben ser preservados,  apoyar el aumento de su producción por hectáreas, se necesita relacionar y llevar los conocimientos de los científicos académicos e ir de la mano con los productores para incentivarlos a mejorar el tratamiento de sus haciendas, sus árboles de cacao, sus cosechas,  que debe dar como consecuencia un aumento significativo de la producción.

Muchos productores pequeños de la cordillera Andina han retomado para bien de nuestra producción sus haciendas, trabajándolas para mejorar. Empresas como los Franceschi está invirtiendo en haciendas de la zona donde se produce el cacao porcelana identificada como estados andinos, esto va a contribuir que el cultivo de cacao criollo en esa zona se mantenga y pueda aumentar su producción, el trabajo debe ir en conjunto con el apoyo del Estado, donde los políticos tomen acciones contundentes que den oportunidad a todos los interesados en trabajar con el cacao.

El precio del cacao a nivel internacional en los tres últimos años han mantenido una mínima tendencia a la baja por el excedente 2016 y 2017 de la producción con respecto a la demanda, sin embargo el cacao orgánico, bien fermentado, mantiene sus precios y la tendencia a subir, es un cacao muy apetecido y solicitado por los mejores fabricantes de chocolates exquisitos del mundo

Desde tiempos ancestrales se ha hablado el lenguaje del cacao, pero sigue intacto de que la Theobroma cacao, es lo mismo en la extracción de la manteca del cacao?

Extraer la manteca sigue siendo un proceso fundamental en la fabricación de los diferentes chocolates, han cambiado las formas desde tiempos ancestrales, se hacen cada día más experimentos al respectos, pero al final si nos ponemos a comparar los métodos y técnicas se han modernizados, la capacidad de producción ha aumentado, pero seguimos realizando la extracción de la manteca para realizar chocolates y muchas cosa más.

Antes era indispensable extraer la manteca para luego adicionarlo con la pasta o licor de cacao, más los otros ingredientes y realizar los chocolates llamados golosinas, 40 % cacao hasta menos porcentajes de cacao en su preparación se producen en  muchas industrias, análogos de chocolates con porcentajes menores al diez (10) % de cacao y  mayores porcentajes de manteca de cacao.

 Las tendencias que se manifiesta abiertamente a nivel mundial de comer cada vez más sano y mantenerse saludable han dado pie a los movimientos “Bean to bar” del grano a la tableta, estos fabricantes de  chocolate tratan de conocer de donde provienen sus granos de cacao, qué tratamiento les dan los agricultores dueños de haciendas, antes, durante y después de las cosechas, en muchos casos saben de cuál zona específicamente reciben sus granos de cacao, cómo tratan los árboles, si usan fertilizantes qué tipo, cuánto tiempo, por lo tanto esta tendencia ha venido a darle fortaleza a nuestra producción, ahora se exigen buenas prácticas de manejos en todo el proceso (plantaciones, cosechas, post cosechas, almacenamientos, traslados) de ahí su nombre del grano a la tableta.

 Sabemos de los muchos  beneficios del cacao en su forma más natural en la salud de las personas por ende crece cada día las exigencia del consumidor de chocolate con mayor contenido de cacao puro, muchas veces más oscuro es señal de más saludable, sin adicción de manteca, menos azúcar, conservantes. etc.

Así se pronuncia, y con ahínco el “zar” del gran Cacao de Venezuela, un Rafael Brazón que, mira de frente hacia el futuro de Venezuela. RDC

1 thought on “El gran cacao de Venezuela en busca del continente perdido

  1. Excelentes los comentarios del Ing Brazón. Tuve la suerte de comenzar mi via profesional como agrónomo de la UDO Jusepín, en Irapa, Península de Paria y me identifico plenamente con sus opiniones y sus deseos de promover el cultivo del cacao con políticas de estado bien concertadas. Tuve la oportunidsd de conocer de cerca, la ciudad de Rio Caribe y finalmente desarrollar investigación en cacao en Mérida y en la sierra de Perijá en el rescate del cacao Guasare, el Pentágona y los Criollos del piedemonte andino. Saludos cordiales al colega Brazón y espero que nos podamos reunir muy pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *