Artista venezolano triunfa en Estados Unidos con arte sobre el COVID-19

Carlos Eduardo Porras pintor venezolano

Carlos E. Porras convierte los abstracto en historia y emoción

El artista venezolano Carlos E. Porras M., es conocido por su uso de pinceladas sueltas llenas de color y técnicas abstractas. Trabajando principalmente con acrílico sobre lienzo, Carlos llena sus pinturas de alegría como los dibujos de un libro infantil. Desde animales despreocupados en una silueta, hasta momentos de completa abstracción, sus pinturas lo llevan en un viaje mientras lucha con emociones e historias pasadas

Especial para Gentío

Creciendo en Venezuela bajo crisis, Carlos E. Porras M., es no es ajeno al dolor y sufrimiento. Pero como artista trata de mirar al lado más brillante de la vida. Brillante parches de amarillo, rojo y azul, demuestran el deseo de fuerza como así como la esperanza de un mañana más brillante.

Su pinturas viajan con el a través de un laberinto de marcas individuales separadas por un color sólido que se encuentran en el fondo. Estas marcas contribuyen al significado real de la unidad, similar a la unión de la humanidad durante y después de la tragedia.

Alegre y contemplativa, la obra de Porras M., nos muestra el poder de la perseverancia y los milagros de unir a las personas.

Un artista durante la pandemia COVID-19

Aunque resido en Venezuela, actualmente estoy en Boca Raton, FL, he estado en cuarentena en nuestra casa desde marzo. Cuando mi esposa y yo llegamos, esperábamos quedarnos solo un par de semanas. Vinimos a visitar a mi padre, que estaba en tratamiento contra el cáncer.

Actualmente no podemos regresar a casa, nuestro país y sus fronteras están cerradas. Estos tiempos sin precedentes me han dado la oportunidad de compartir con mi familia, lo más importante con mi padre. Aunque recientemente hemos experimentado dificultades, como muchas otras, esto me ha hecho apreciar la vida aún más, mi padre continúa su batalla contra el cáncer y recibe tratamiento semanalmente. Cosas buenas siempre saldrás de situaciones malas. Mi arte y mi tiempo con mi familia durante estos tiempos difíciles ha sido uno de los mayores regalos.

La realidad en Venezuela se ha vuelto más crítica, no solo enfrentamos una severa crisis política y económica, ahora estamos atravesando una intensa crisis humanitaria que ha colapsado aún más nuestro corrupto y débil sistema de salud. Los hospitales se enfrentan a condiciones deplorables; los trabajadores de la salud no reciben el salario mínimo. A pesar de

Las horribles circunstancias de nuestros socorristas en Venezuela también son héroes, todos los días ayudan a salvar a los enfermos y moribundos. COVID nos ha unido. Estos son tiempos extremadamente difíciles que muchos de nosotros nunca pensamos o imaginamos.

Cuántas personas se han separado de sus seres queridos para que la seguridad. Nuestros héroes han mostrado más resiliencia que nunca, son desinteresados y van más allá. Cada héroe tiene una vida, una familia y una razón para vivir como nosotros. Necesitamos reconocerlos, apreciarlos y agradecerles, lo hago todos los días. Médicos, enfermeras, socorristas, estas son las personas que han puesto su vida y su familia en espera para poder ayudarnos.

Conserjes en hospitales, equipo gerencial / administrativo dentro de los hospitales, farmacéuticos, todos ellos también son los primeros en responder. Nuestro único trabajo es actuar de manera adecuada y respetuosa con los demás usando nuestras máscaras y expresando amabilidad. Cada historia escuchada durante esta pandemia es única, real, conmovedora, pero sobre todo resistente.

Muchas personas me han inspirado durante los últimos meses. Actualmente estoy trabajando en un pequeño estudio que construí yo mismo en nuestra casa en Boca Raton. Esta colección de pinturas en la que he estado trabajando, estará dedicada a honrar no solo a los luchadores sino también a los que han caído. Sé que puedo ayudar a otros a través de mi arte. Si algún otro artista o galería está interesado en unirse a mí en la causa, será bienvenido. Sé que uniendo nuestras manos, todos podemos lograr grandes cosas.

Ama el arte desde niño

Entre sus juegos de niño, el pintar fue el sueño que se hizo realidad en la vida de Carlos E. Porras M., un joven merideño, en el seno de un hogar en el que sus padres influenciaron para que eso, persistiera y diera pasos fuertes a lo largo de su vida.

Basta decir, sin embargo que, este es un talento que se rehúsa a dar pasos atrás o a callarse, porque trasciende generaciones a través de sus lienzos, que ya se resisten a la tentación de los grandes críticos de arte.

Nació en la mágica ciudad de Mérida donde bajo la influencia de su madre, descubrió su propio talento. Para él la juventud actual escribirá una parte importante de la historia

Preguntas y respuestas

-¿Cómo fue su inicio en el arte?

-De niño estuve altamente influenciado por mi madre, ella siempre ha hecho bellas pinturas por hobby y mientras ella ejecutaba sus trabajos me invitaba a su estudio a compartir con ella y a realizar algún dibujo libre, para mí era fantástico y entretenido aventurar con ella y aprender a conocer colores, combinaciones y comenzar a descubrir mi propio talento.

– ¿Se mantuvo en la adolescencia esa inspiración?

–Por supuesto, con el pasar de los años ya no era solo el hobby de mi madre que yo acompañaba, se convertiría entonces en el mío también, dibujo era de mis materias favoritas en el colegio y me mantenía pintando constantemente.

– Su pintura tiene gran fuerza ¿Influye en ello su temperamento?

– Creo que en todas las obras de arte hay influencias de temperamento, carácter y actitud del autor. Yo no soy la diferencia, ciertamente hay fuerza de colores y pinceladas o paleteadas en mis pinturas, las obras son hechas en momentos diferentes y situaciones cambiantes que influyen en la creación de cada una, aun así, considero ser una persona de temperamento constante ilustrado en mi arte.

– La perseverancia, y los cambios que se viven en el tránsito de la juventud ¿Tienen aún vigencia en sus lienzos?

-El paso de la vida de una artista considero es un continuo y constante crecimiento, mientras se practica el arte. Como yo descubrí este encanto desde pequeño, mi juventud se trató de descubrir técnicas, mejorar y perfeccionar combinaciones de colores e incluso conseguir una identidad como artista, por lo tanto, mucho de lo que hoy está plasmado en mis lienzos es el resultado de aquellos bellos momentos de mi juventud en que comencé a descubrir mi talento.

– Esos colores con tanto brillo sobre el lienzo ¿Muestran siempre su alegría?

– No siempre estoy alegre cuando hago mis pinturas, lo que plasmó en ellas son multitudes de sentimientos durante su ejecución, y, según mi inspiración, trato de representar en mis pinturas también cómo me gustaría sentirme o cómo me gustaría que la gente se sienta cuando ve mis obras, es parte de las bondades del arte, poder llegar a los sentimientos de quienes lo aprecian e influir en sus emociones.

– Al nacer en una tierra mágica como es los andes merideños, y al ver los momentos que actualmente se viven, en Venezuela ¿Le cortan la inspiración?

– Efectivamente haber nacido en los andes merideños ha contribuido e influenciado la selección de los colores a utilizar en mis pinturas, puedo orgullosamente decir que haber nacido en esta hermosa tierra motiva e influencia mi arte. En relación a los momentos que actualmente vivimos en nuestro país, por malos no cortan mi inspiración, al contrario, me inspiran, he encontrado arte en momentos de gran oscuridad, muchos de los brillantes y emocionantes colores que plasmo en mis lienzos tienen toda la intención de iluminar, dar luz, alegría y hasta progreso para transmitir a este hermoso país, el cual estoy seguro, tarde o temprano brillará de nuevo con la misma o más fuerza de la que yo conscientemente plasmo en mis obras.

– ¿Cuál es su mayor anhelo?

–Trato de vivir y disfrutar el presente porque es lo más cierto que tenemos, pero cuando pienso en mis anhelos o lo que me gustaría que pasara en un futuro, sin duda quisiera que quienes me rodean por fin estén llenos de esa paz espiritual y mental que tanto anhelamos, quisiera por supuesto que mi familia esté de nuevo reunida, quisiera que mis sobrinos crezcan cerca de sus abuelos, tíos y primos, quisiera poder encontrarme y compartir con todos mis amigos muy pronto, y, por siempre lo mejor para nuestra hermosa Venezuela.

– ¿Cómo divide las 24 horas del día?

– Soy muy rutinario y organizado mientras estoy en Venezuela, me encanta hacer deporte así que comienzo mis días con una sesión corta de cardiovasculares, tomo mi desayuno, siempre tengo diligencias fuera del arte que debo completar y para eso uso las mañanas, pero también tengo mucho contacto y correos que debo responder en relación con la galería, competencias de arte que voy a participar, a lo cual le dedico la mañana o la tarde (según lo permitan las circunstancias), me gusta cocinar también así que muy seguido preparo el almuerzo para mi familia, y las tardes es continuación del trabajo diario y complemento de la sesión deportiva del día. La pintura me da mucha flexibilidad, no siempre me siento con ganas de pintar o crear nuevas obras por lo tanto no pinto todos los días, pero el momento que despierto con inspiración sin duda es una jornada larga en mi estudio de arte.

– ¿Qué significado tiene para usted, el arte puro en esencia mismo?

– Creo que el arte expresa, pensamientos, conocimientos; el arte transmite, espiritualidad, sentimientos; el arte convierte, objetos, realidades, el arte habla sobre los artistas pero también sobre sus entornos, el arte cuenta historias al mismo tiempo que transforma al autor de la misma, el arte crea formas sobre experiencias. Cada obra, cada forma, cada línea y cada gota tienen un sentido inmediato al que puedo llegar a través del arte.

– Esta muestra en la Galería Agora de NY ¿Qué ha significado en el proceso de su carrera?

– Definitivamente encontrar esta representación con Agora Gallery en Nueva York ha marcado el inicio de la internacionalización de mi arte, es una galería reconocida internacionalmente, compuesta por un equipo especializado y muy profesional en términos artísticos, por lo tanto, recibir sus positivas opiniones sobre mi arte, saber que lo aprecian, lo valoran y están dispuestos a mostrar mi trabajo alrededor del mundo es simplemente fantástico.

– Ese gran laberinto de cosas que pasan por su mente ¿Juegan un papel importante en sus trazos sobre el lienzo?

– Sí, definitivamente. Como lo he mencionado anteriormente, el arte es tan amplio al momento de expresar sentimientos, emociones o situaciones que muchas de las cosas que pasan por mi cabeza, siento, o vivo se pueden reflejar en mis trabajos.

– Dicen que tu arte tiene la maravilla de unir a la gente

–No solo mi arte, considero que el arte, la música, los deportes, más allá de los fanatismos que se puedan encontrar, tienen el poder de unir gente y con ellos culturas diversas. Fue para mí una experiencia maravillosa el ArtExpo en Nueva York a comienzos de abril, conocí muchos artistas con talento increíble, de todas partes del mundo, galerías grandiosas del mundo también, todo esto gracias al arte, mi arte.

– ¿Qué significado tiene para usted, la palabra amistad?

– Es una palabra estrechamente ligada a la lealtad, cuando se tiene un amigo es para ser incondicional y para siempre. Es quien te ve a los ojos y sabe que lo que dices sin tener que hablar, es quien a pesar del tiempo que pase sin verse cuando se da algún encuentro los días son como si nada cambia, son los hermanos de la vida que escogemos por afinidad, una amistad es de las cosas más bellas se pueda tener en la vida.

– ¿Qué opinión tiene de la juventud actual?

–La juventud actual es merecedora de una gran cantidad de adjetivos calificativos buenos, conozco la juventud de mi país y a mis 33 años me siento parte de ella. A pesar de las adversidades, los jóvenes sabemos lo que queremos, luchamos por conseguirlo y triunfamos al obtenerlo. Me siento honrado por pertenecer a esa juventud Venezolana que cree en su país y valora la libertad, esos jóvenes que ganan batallas diarias en el día a día Venezolano, quienes mantienen las universidades abiertas, aquellos jóvenes médicos que salvan vidas todos los días en los hospitales, los emprendedores, trabajadores, honestos. Pero además, todos esos jóvenes que han tenido que salir son también un orgullo, hay jóvenes

Venezolanos triunfando alrededor del mundo y también guerreando. A muchos les ha tocado madurar y asumir responsabilidades desde muy temprano dadas las circunstancias de su entorno y aun así luchan por su futuro, sus familias y siempre por su país. La juventud actual sin duda escribirá una parte importante de la historia, espero aportar mi grano de arena mostrando mi arte como joven Venezolano al mundo, espero dar un poco de luz y alegría a mi país a través de mis pinturas y siempre con mi tricolor presente.

– ¿Qué opinas de la política?

–La política es necesaria, esencial para la dinámica del mundo y los países. Particularmente me interesa y la tengo presente. No me gustan las divisiones que han llegado a causar. Pienso que siempre se puede estar mejor y será siempre una caja de pandora.

– ¿Crees conquistar tus metas?

–Sin duda lo haré, junto con los míos, no importa qué obstáculos encuentre en el camino pero estoy seguro que en unión, con constancia, dedicación y creatividad lo lograremos.

– Háblame de sus inicios

–Actualmente soy ingeniero civil de 33 años, compañero de trabajo en las empresas de mi familia y empresario en diferentes áreas. Nací en Mérida, que es una ciudad pequeña pero hermosa en Venezuela. Tuve una infancia increíble, crecí con la mejor familia y amigos que podría haber pedido, una gran educación y muchos otros aspectos aparecieron a medida que mi vida pasaba, como deportes y animales amorosos. Pero había algo especial que mi madre me mostró cuando tenía unos 7 años, y era el arte de pintar, pintaba como pasatiempo y me enseñaba cómo podemos expresarnos a través de las artes. Comencé a pintar alrededor de 1994 haciendo pequeños dibujos y teniendo más interés en el mundo de las artes al comenzar a descubrir una combinación de colores y aprender sobre materiales, técnicas, dibujos y, por supuesto, también comencé a hacer obras de arte más grandes y mejores, fueron mis inicios como pintor. En el año 2017 he decidido llevar mi arte a un nivel más profesional y el 2018 fue un año cambiante pero lleno de experiencias que alimentaron mis obras, por fín, el 2019 con la representación de la galería y la exposición en Nueva York puedo decir que es el inicio de mi carrera artística profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *