Un movimiento sísmico de 7,3  de fuerte intensidad conmovió esta tarde a los habitantes de Venezuela, pues el epicentro fue ubicado en el estado Sucre, al oriente del país.

Los habitantes de Caracas, Barcelona, y Carúpano, que sintieron el impacto pasadas las 6 de la tarde, salieron a las calles para resguardarse del fenómeno que afecto igualmente a varias poblaciones circunvecinas , y muy especial a las islas Granadinas, San Vincent, Trinidad y Tobago, y algunas poblaciones de Colombia.

Los daños materiales en Caracas, causaron destrozos en la Torre de David, ubicada en la intercesión de La Candelaria y San Bernardino, cuyas estructuras se resintieron en los pisos que dan al pent house de la edificación, y aunque, no hubo parte de muertes o heridos, todo indica que no se registraron pérdidas humanas.

En Caracas, se cumplía un paro nacional convocado por diversas entidades privadas en total desacuerdo con las medidas económicas tomadas por el gobierno del presidente Nicolás Maduro , y  las autoridades  en boca de la vicepresidente  Delcy Rodríguez, quien se hizo portavoz en esta ocasión, dieron cuenta del movimiento telúrico, y aseguraron que no se registraron bajas.

Caracas vivió 1967 un terremoto que sacudió al aérea metropolitana y a su litoral convirtiéndose en una tragedia de incalculables dimensiones, y el recuerdo de este fenómeno vino a la memoria de muchos de sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *