La Duquesa de Sussex cometió un pequeño error en el Palacio de Buckingham que no pasó desapercibido. Por un momento, la mujer del Príncipe Harry olvidó la pose en los compromisos oficiales

Como integrante de la corona británica Markle debe seguir ciertas normas de etiqueta y protocolo. Al parecer, Meghan olvidó la forma correcta de sentarse y tuvo una falla de protocolo en un acto oficial. Sentada en primera fila, junto con su marido y la reina Isabel II, la nueva integrante de la familia cometió un error. Según indica la casa real, las mujeres de la realeza deben cruzar las piernas por los tobillos o poner ambas piernas juntas para mantener el equilibrio y la postura. Menos mal que la Duquesa no tardó en darse cuenta de su error, apenas unos segundos. Un detalle que no habrá hecho ninguna gracia a Isabel II, muy crítica con estas cosas. Cierto es que no es fácil cumplir al detalle con todas las normas que implica ser un miembro de la Familia Real inglesa y más, si provienes de fuera, ajena a las recepciones reales y a los compromisos oficiales.

http://www.noticias24.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *