Todas las miradas las acaparó este fin de semana en la entrega de trofeos del campeonato hípico de Mónaco

Aficionada a la equitación, la hija de la princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi, hizo esta vez, un alto para sólo acudir como espectadora a la entrega de trofeos, que ha tenido lugar en una brillante ceremonia, a la que asistió su tío el príncipe Alberto. La Princesa Carlota Casiraghi  se dejó ver  con un traje recamado en dorado que dejó ver su  “dulce espera”.Este fin de semana en la entrega de los trofeos del tradicional torneo de equitación, que reunió a lo más granado del principado monaguense en el Sporting Club, y como es natural, ella acaparó todas las miradas, de un público que se emocionó con la presencia de la bella Carlota, con los meses en gestación.

Con su mamá Carolina y su tío el príncipe Albertp “presumía” de futura mamá y no se perdió ningún evento del tradicional encuentro hípico.Junto a su tío el príncipe Alberto de Mónaco, y su mamá la princesa Carolina,  fue objeto de múltiples congratulaciones, y hasta entregó trofeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *