El quinto episodio de la última temporada de Game of Thrones fue, literalmente, candente. Mostraron el lado oscuro de Dany

Fuente: codigoespagueti

En The Last of the Starks, Daenerys fue llevada al límite en Game of Thrones. Perdió a Rhaegal, a Missandei, a parte de su flota, tal vez a Jon y… ¿su cordura? Esa pregunta iba a ser respondida en el quinto episodio. Emilia Clarke prometió que iba a ser aún más grande que The Long Night. Y más que grande, fue brutal. Despiadado.

“No quieres despertar al dragón,” había dicho Varys… Oh, vaya que si despertó.

Varys redacta una carta y va a reunirse con Jon a dos días de distancia de King’s Landing. ¿Ya no es más #TeamDany? Aparentemente no. Le dice que lo que siempre ha buscado es a la persona ideal paa sentarse en el Trono de Hierro. Para La Araña, Jon es esa persona. Pero nuestro héroe no quiere saber nada al respecto. Varys le está diciendo abiertamente que está conspirando contra Dany. ¿Jon irá de rajón? Ya nada me extrañaría.

Por cierto, es válido que Daenerys esté enojada. La furia de una mujer no necesariamente está asociada con la pérdida de razón. Aunque, eso sí, tenemos que tomar en cuenta sus antecedentes familiares. De todas maneras, es un cliché y es una pena que estén llegando en la última temporada de Game of Thrones.

Tyrion ve todo el intercambio entre Varys y Jon. Va a ver a Dany, quien por cierto, sabe perfectamente como fue que Varys se enteró de la verdadera identidad de Jon. La Khaleesi está dolida y Tyrion se disculpa por sus fallas, pero se da cuenta que ya no importa. Dany está profundamente herida y se siente traicionada. No la culpamos, Game of Thrones ha sido particularmente cruel con ella.

Mientras tanto, Varys sigue con la pluma a todo lo que da (sin doble intención). Sin embargo, parece que acepta lo que se le viene encima, quema el papel y se despoja de sus anillos. Es llevado por Grey Worm a la playa. Ahí lo esperan Jon, Dany y Tyrion. Sí, Varys, despertaste al dragón. La Araña se comporta a la altura mientras Drogon lo achicharra. Tal vez merecías algo mejor, pero los guionistas no tienen más tiempo para darte. Van a prisa.

Daenerys se siente sola, desamparada y rodeada de gente que no la quiera. “Sólo tengo miedo”. Ha perdido mucho. Sus pérdidas no han parado desde la primera temporada, incluso desde antes. Jon la busca para decirle que él la ama y que siempre será su reina. Tras unos besos, Dany se decide: “Qué sea miedo.” Los va a quemar a todos.

Tyrion quiere evitar la masacre (recuerde que Cersei sigue apostando al “buen corazón” de Dany y usa a la gente como escudo humano). La Khaleesi no cede y aprovecha para decirle que atraparon a Jaime. También le advierte: “La última vez que me fallas, será la última vez que me falles.” Entonces, Tyrion le va a fallar, porque, recuerden, tenemos prisa.

Y sí, ahi va a hablar con su hermano mayor. Ah, Jaime, tu acto de redención se fue por la borda. Game of Thrones tampoco ha sido amable contigo en esta última temporada. Tyrion busca convencerlo que vaya a buscar disuadir a Cersei. Le dice que huyan juntos y le explica cómo hacerlo. Diantres, Tyrion, eres mucho más inteligente que eso. Entiendo tu necesidad de salvar gente, pero vamos, así no. Estás dando tu vida por la gente de King’s Landing, pero esperaba un mejor de plan de tu parte.

Aunque, ese momento en el que le dice a Jaime que era lo único que tenía fue conmovedor. Sí, se nos aguaron poquito los ojos, admítanlo.

Y sí, todo está listo para la batalla por King’s Landing. Mientas se preparan para darse con todo, Arya y el Perro caminan por la ciudad, que es un caos. También vemos a Jaime intentando llegar a Cersei. Y vemos a la Compañía Dorada lista para pelear.

Tyrion sigue aferrado al sonido de las campanas. Si se escuchan, insiste que deben detener el ataque. Sigue con la idea de salvar vidas inocentes. Su hermana, por su parte, luce bastante confiada, mirando desde la distancia como el pueblo será usado como su escudo. Arya y Sandor logran colarse a la Red Keep. Jaime no.

Daenerys ataca desde arriba a las flotas. Euron responde con los harpones gigantes, pero Dany ya se sabe el truco. Comienza a quemar barcos sin piedad alguna. Drogon está rostizando todo lo que se cruza en su camino. Despertaron al dragón. Y es bueno que por fin usen los dragones de manera correcta en Games of Thrones. Los habían desperdiciado.

Vemos a los ejércitos en la calma antes de la tormenta… de fuego. Drogon está, literalmente, encendido y está quemando todo y a todos. La Compañía Dorada queda reducida a nada y los Inmaculados se dan festín mientras invaden King’s Landing.

En la Red Keep, Cersei parece perder su cool. Tiene vista privilegiada de como Drogon está incinerando todo, sin piedad. Qyburn le informa que destruyeron a todos los escorpiones, los barcos y que penetraron en la Red Keep. Aún así, Cersei cree que ese día no caerá. Ingenua.

Jon, Davos y Grey Worm entran en la ciudad y los ejércitos se miran cara a cara. Tyrion sigue obsesionado con la campana y Jaime con llegar a Cersei. Ah, y Dany sigue sembrando el terror por todo King’s Landing. Es por eso que el ejército de Cersei se rinde y, piden que toquen las campanas. Le ruegan a la reina que toque las campanas. Pero ella sigue firme en su posición.

Finalmente suenan las campanas… pero no es que eso le importe a Daenerys, quien procede a quemar la mitad de King’s Landing. Dracarys, ya saben. Tyrion mira con horror como arde la ciudad. Jon mira con horror como Grey Worm ataca al ejército rendido. Despertaron al dragón. Éstas son las consecuencias: masacre total.

Cersei se da cuenta que calculó mal. No por nada su padre, Tywinn, le decía que no era porque fuera mujer que no confiaba en ella, sino porque se sentía más lista de lo que en verdad era. Ahí las consecuencias. Ahora si tiene miedo. No la culpo. Ver a un dragón quemar todo tan cerca de ti ha de ser acojonante.

Jaime buscan llegar a Cersei, pero se encuentra a Euron, que le dice que ya se acostó con su hermana. Obvio no se lo toma a bien. Se enfrascan en un duelo a muerte. Jaime triunfa, pero queda malherido. Eso sí, Euron se va feliz al otro mundo, sabiendo que mató al Kingslayer.

Qyburn le aconseja a Cersei que se esconda en otro lugar. Ella finalmente acepta. Sabe que todo lo que ha hecho no ha servido de nada. Todo ha sido inútil. Está derrotada

Por cierto, Arya y El Perro corroboran que son los mejores personajes de todo Game of Thrones. Sandor le dice que su venganza ya no tiene sentido. Le explica que tiene que detenerse si no quiere parecerse a él. La deja atrás para salvarle la vida. Arya así lo entiende, y le da las gracias. No fue tan sentimental, pero es un gran momento. Realmente llegaron a sentir afecto el uno por el otro.

Y sí, señoras y señores, por fin tenemos uan de las peleas más esperadas en Game of Thrones: el Clegane Bowl: Sandor Clegane vs Gregor Clegane. ¡WIPI! Muchas temporadas esperando este momento. Mientras todo se cae a su alrededor, vemos a la Montaña sin caso. Vaya que si es feo. Y resistente. No importa cuanto lo hiera su hermano, simplemente no puede acabar con el muerto. Gregor aprovecha esto y le da una paliza. Parece que el Clegane Bowl se inclina a favor de La Montaña, pero El Perro no se va a rendir, aunque se haya quedado sin ojos. Le entierra una daga a su hermano en la mitad de la cabeza y se abalanza sobre él para que ambos sean devorados por el fuego.

Cersei sigue huyendo por su vida. Y a pesar de lo retorcido que resulta, cuando se reencuentra con Jaime, su expresión es de amor. Resulta que el verdadero amor de todo Game of Thrones estuvo en la incestuosa relación de los gemelos Lannister. Van a las catacumbas y Cersei le ruega al Kingslayer que no la deje morir, mientras todo se derrumba a su alrededor.

Arya, por su parte, nos muestra el claustrofóbico terror que se vive en King’s Landing. Lo que querían evitar Varys y Tyrion terminó por ocurrir. Su vida está en peligro. La furia de Dany y Drogon no distingue entre amigo o enemigo. No le importan los inocentes. No le importa nada.

Jon, viendo la hecatombe, ordena a los hombres a retroceder y dejar la ciudad. Arya se logra salvar, pero apenitas. Está herida, pero eso no evita que intente salvar a una mujer y su hija, pero Drogon llega y… Oh, no, Arya no debe morir así, por favor.

Para nuestro alivio, Arya no muere. Es tan badass que sobrevivió hasta al fuego de Drogon. Pero está herida y claramente afectada por lo que ha pasado. Se encuentra con un caballo y le sugiero que cabalgue hasta Braavos y se olvidé de King’s Landing, del Norte y de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *