Lo más probable es que suceda algo parecido a los triunfadores disidentes del arte porque es el mejor ejemplo de que cuesta evitar admirar su arte único e irrepetible

Pintar, mantener el equilibrio de su Arte, es lo que marca influencia en la venezolana Alicia Arvelo, quien desvela Misterios de silencios en sus lienzos, Muchos de ellos, trazados en la intimidad, Con mucho amor y tranquilidad. Momentos importantes para lograr La perfección. En sus paisajes y en sus rostros, se recupera algo de eso que la ruina no es posible, suficiente para que los que admiren su trabajo, consigan pleno en satisfacción.

Ella misma se confiesa perfeccionista, muy lejos quizás de ser una bestia de la autocrítica, aunque no por ello se abraza de vez en cuando a los sueños. Aun no sabemos si ella cuantifica la ausencia de su tierra y de su gente. Quizás sienta nostalgia de su de quehacer cotidiano y de la bullanguera Caracas, porque realmente esta es una América mulata y festiva, circunspecta e inesperada, atributos que le son a Alicia, de suyo muy especial, para poder pintar.

En sus cuadros, las mujeres tienen paz y los arboles y paisajes, alegrías y tristezas, y en otros se refleja esa búsqueda constante del arte eterno en todas sus manifestaciones. Ahora sólo queda un buen tiempo para que su sensibilidad despierte y se una a las fuerzas para continuar su destino.

Encarna una de las mujeres del mundo que traza en sus obras una proximidad de lejanía

A las mujeres artistas de su estirpe no les hace mucha gracia los elogios de su arte, en esencia puro, pero están muy seguras de porque luchan y perseveran en la búsqueda de grandes derroteros.

En cada trazo va su vida, sus anhelos, sus amores,  y  alegrías, y acaso nunca fue, sus tristezas.

¿Qué es una mujer artista? El todo. Y una sola obsesión crear cada día que pasa la vital importancia de la vida. Y es que ella ha convertido todo su talento en el proveedor de la excelencia cuando éste,cobra en sus lienzos una proximidad de lo eterno y lo sagrado.

Si lo que hemos contado de ella , hasta ahora no les ha sorprendido, prepárense porque vienen curvas muy difíciles  de atrevesar. Se ha demostrado que ella percibe en su mente los trazos, y llega a percibir en la mirada de sus cuadros hablados una proximidad de lejanía.

Ella no testa más allá del amor. Con las caras taciturnas reponde ante el miedo con mayor tensión arterial, segregado el cautiverio de eso que llaman stress y que no la atrapa nunca  con una buena dosis de optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *