Un año más, los expertos escrutan concienzudamente cientos de recomendaciones en busca de los mejores destinos del momento

Tallin, Estonia

La capital de Estonia es consistente, está de moda y ofrece una estupenda relación calidad-precio. Invita a explorar gratis y a pie uno de los cascos antiguos más cautivadores de Europa del Este, a alojarse en dormitorios, pensiones y casas particulares a precios muy asequibles, y a disfrutar de las vistas al Báltico y a la ciudad desde el tejado plano del vasto Linnahall (una de las mejores actividades gratuitas de Tallin).

Con vuelos de bajo coste desde toda Europa, la ciudad ya no es un secreto, pero si uno quiere disfrutarla mejor tiene que visitar Kalamaja, un barrio que cambia a toda velocidad y que alberga a la Telliskivi Creative City. Sus ‘gastronetas’ ofrecen platos dignos de Instagram que no afectan al bolsillo.

Lanzarote, Islas Canarias, España

En la última década cada vez más viajeros entendidos visitan Lanzarote. Allí les aguarda una infraestructura bien desarrollada que facilita mucho encontrar alojamiento, restaurantes y alquiler de vehículos a precios asequibles.

Abunda la diversión vacacional, pero Lanzarote también se deleita en su singularidad. El escenario casi lunar del Parque Nacional de Timanfaya, las playas vírgenes de Órzola y los viñedos de tierra negra de La Geria recompensan a quienes llegan con algo más que el típico destino de playa. Un pequeño paquete permite explorar la huella artística y arquitectónica de César Manrique, recorrer impresionantes senderos excursionistas y disfrutar de impresionantes e inesperadas vistas en múltiples recorridos en automóvil.

Arizona, EE UU

Para disfrutar de unas vacaciones en Arizona asequibles y accesibles, hay que apostar por los sencillos moteles de carretera, las acampadas y las excursiones. Se puede visitar el Parque Nacional Saguaro en un día desde Tucson, o pernoctando, y en Organ Pipe Cactus National Monument hay menos visitantes compitiendo por las vistas.

La temporada media ofrece muy buena relación calidad-precio: se puede visitar el South Rim del Gran Cañón de marzo a mayo y de septiembre a octubre, sin tanto calor ni tanta gente. Al North Rim, menos concurrido, conviene ir en mayo u octubre. En junio y agosto es buena idea ir a los spas y campos de golf de Scottsdale. De día hace calor, pero uno siempre puede darse un buen chapuzón en la piscina.

La Paz, Bolivia

Con una ubicación espectacular, a 3660 m, La Paz es uno de los lugares de Sudamérica con mejor relación calidad-precio donde pasar unos días, ya sea para aclimatarse o para disfrutar de su colorida vida urbana y su marco andino.

Los viajeros de bajo presupuesto pueden vivir con menos de 30 US$ diarios, comiendo en mercados inolvidables y disfrutando de excursiones a pie y en bicicleta. La Paz también posee un emergente entorno selecto bastante asequible, representado por excelentes sitios donde cenar, como Gustu, fundado por Claus Meyer, de Noma. También surgen hoteles-boutique y cafés modernos, todo a precios más bajos que sus equivalentes en otras partes del mundo; pero hay que moverse con rapidez: La Paz está en auge. Se puede llegar a su aeropuerto–el más alto del mundo, a 4061m– con vuelos desde Miami y Washington D.C.

Polonia

De algún modo, Polonia consigue seguir siendo la cuna de ciudades asequibles y poco visitadas. Cracovia atrae multitudes, pero el país puede explorarse gastando mucho menos que en Praga o Berlín. Más allá de Cracovia hay un listado de los puntos de interés menos conocidos de Europa.

Al norte destacan el casco antiguo reconstruido de Gdansk y un cautivador paisaje costero. En el resto del país, la belleza histórica de Lublin, Toruń y Tarnów (sin mucho turismo) dan para una semana maravillosa. Si el viajero tiene más tiempo, puede ir al asequible Zakopane o a ver bisontes en el Parque Nacional de Białowieża. Las conexiones de tren y autobús, nada caras; la comida y la cerveza a buen precio, y las opciones económicas de alojamiento completan la oferta.

Esauira, Marruecos

Si al viajero le gustan Marruecos y Marrakech, y busca otro destino asequible en esta franja segura del norte de África, que pruebe a visitar Esauira.

Es una popular excursión de un día desde Marrakech, y ahora ya es accesible por medio de vuelos de bajo coste desde el Reino Unido y Francia. Los estrechos callejones de la ciudad amurallada, sus hammams tradicionales y sus medinas son una delicia para los sentidos. El viento ofrece buen windsurf y kitesurf, además de tonificantes paseos por la playa. Los carismáticos riads son asequibles, sobre todo si se viaja en familia o en grupo. Lo mejor de todo es que la comida es sensacional, incluso si el presupuesto es ajustado; sobre todo el marisco, fresquísimo.

Reino Unido

Mientras el gobierno de Reino Unido los viajeros pueden aprovechar la situación. El resultado inmediato del referéndum del 2016 sobre la pertenencia a la UE fue la caída de la libra frente a casi todas las divisas: buenas noticias para quienes planeen una visita a Londres, que no es precisamente un paraíso económico.

Además, se le puede sacar más partido al cambio si uno se dirige a Devon, Cornwall y a ciudades caras como Bath, York y Edimburgo (más económicas fuera de períodos como Pascua, julio y agosto). No hay que perder de vista las fluctuaciones del cambio, pero lo más probable es que el Reino Unido se mantenga asequible para la mayoría de los viajeros internacionales; al menos hasta que se defina mejor la situación post-Brexit.

Baja California, México

Es la segunda península más larga del mundo; pero para mucha gente visitar Baja California todavía equivale a una escapada rápida al otro lado de la frontera, a Tijuana o Tecate, aunque esperan 1200 km de territorio por explorar.

Es cierto que esta zona es más cara que otras partes de México, por la relativa lejanía de Baja, pero si uno llega desde EE UU, ahorrará dinero viajando hasta aquí. En el norte, la ruta de vinos que cruza el Valle de Guadalupe es como la de Napa, pero mucho más económica. Además, ciudades como Todos Santos, Loreto, San Ignacio, Mulegé y La Paz son puramente mexicanas y ofrecen una excelente relación calidad-precio.

Jacksonville, EE UU

Jax, como la llaman los lugareños, no cosecha tantos elogios como otros destinos de Florida, a pesar de sus 35 km de playas, surf y música en directo; y hay largos tramos del río St. Johns, la Intracoastal Waterway y la mayor red de parques urbanos de EE UU para explorar a pie, en bicicleta o –lo mejor– en un circuito guiado en kayak.

Los locales de barbacoas y los cafés junto a la playa ofrecen buena relación calidad-precio y son ideales para comer en familia, mientras que una pinta de cerveza artesanal en una de las ocho cervecerías locales cuesta solo 3,50 US$. Además de contar con alojamiento muy asequible (y las tarifas más bajas del estado), Jacksonville hace que uno se sienta como si descubriera algo nuevo.

Hunan, China

En Hunan surgen puntos de interés cada dos por tres. En Zhangjiajie, un impresionante cañón de arenisca con casi 250 picos de formas curiosas, se inauguró, en el 2016, el puente de cristal más largo del mundo.

Otra atracción destacada es Fenghuang, una espectacular ciudad histórica que cuelga, literalmente, sobre el río Tuo. Y si el viajero todavía no está convencido, la capital provincial, Changsha, es la ciudad natal de Mao Zedong. Al tratarse de China, los precios son bastante bajos: la comida y el alojamiento económicos están por debajo de los 10 US$, e incluso las generosas raciones de cocina picante de Hunan en los locales más flamantes de Changsha cuestan poco más del doble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *