Una mujer que hace milagros las 24 horas del día evoca un país de promisores augurios para conseguir lo que nos corresponde, lejos de tantos odios

Para María Cristina Parra de Rojas, esa bella mujer que forma parte del legado de quienes construyen patria en la base de su constante trabajo, las 24 horas del día transcurren como los milagros. Con el tiempo justo y suficiente para laborar como jurisconsulto,  y estar inmersa en la vida del hogar, que conduce a ser la madre abnegada, pero también cuidadosa de cada uno de los motivos que conforman el desarrollo de la mujer en todas sus manifestaciones.

En un aparte, quien figura en el foro venezolano, entre las más destacadas, profesional del derecho, y dirigente del Soroptimist mundial, tronco recio de una gran familia de estirpe venezolana, terció la charla con nosotros, al calor de un hogar de excelentes virtudes cristianas, que conforma con su esposo el industrial Luis Ignacio Rojas Villafrade  y su hijo Jose Gregorio Rojas Parra, profesional dedicado al derecho de familia.

– ¿Creé usted en la emancipación de la mujer?

-Si, creo en el derecho  que tenemos las mujeres a desarrollarnos como seres humanos, con la misma capacidad, y no se trata de un problema de igualar, competir, ser mejores. No, se trata del derecho y la libertad para conseguir lo que nos corresponde.

– ¿Está la nueva generación de la juventud preparada para afrontar los retos?

-La juventud merece ser vista, escuchada, incluida y tomada en cuenta de verdad, con propuestas posibles y realistas, acordes a la época que hoy vivimos, por lo que el reto primordial es abrir espacios de bienestar, inclusión y equidad para todos.

-¿La madre, el niño y el adolescente en su opinión tienen opciones para enfrentar los retos de la sociedad?

-La cultura latinoamericana, concede un lugar preponderante al valor familia, al cuidado y la educación de los hijos. A lo largo de los años la familia ha contribuido al mantenimiento de la identidad y los valores familiares; ante los retos de la globalización resulta hoy especialmente necesaria. Precisamente la vida de comunicación y actividades hace posible la educación en valores de todos en el hogar, especialmente de los hijos. Sin embargo, en este momento o en esta época muchos problemas afectan a las familias en el cumplimiento de sus funciones. Los sociales que mantienen en la pobreza a numerosas familias, las han quebrantado, y las llevan a situaciones que limitan el cuidado infantil temprano, la atención, afecto y amor que requieren los niños y los adolescentes, la escolarización adecuada de los hijos y su culminación de estudios básicos. Las crisis por las que atravesamos, sin duda, repercuten en las familias y afectan la educación de los hijos, se impone luchar por el bienestar de los hogares, ayudar a las madres en estado de pobreza, creación de hogares de cuidado para los niños, inclusión de los adolescentes en el sistema educativo que les permita prepararse para enfrentar la vida.

-¿Cómo divide María Cristina Parra de Rojas  las 24 horas del día?

– Hago milagros, en realidad trato de organizar cada día y conciliar mi vida profesional, familiar y privada. Me levanto y me acuesto muy temprano, a las 9.a.m. estoy lista para ir al Escritorio o a los Tribunales, pero antes he dejado todo organizado en mi casa, desde el almuerzo hasta la cena. Tengo la suerte de contar con la colaboración de mi esposo que es un hombre de avanzada y con una señora que me ayuda en los quehaceres del hogar, además nuestro hijo ya está casado. Pero en general, la vida no es fácil para el común de las mujeres, existen grandes dificultades para combinar vida profesional y personal, si tienes hijos pequeños, si no cuentas con el apoyo de tu pareja, si no tienes recursos para pagar servicio doméstico.

Para ser elegante una mujer tiene que saber de la sencillez, antes que presumir de marcas y artilugios

– ¿Debe la mujer casada trabajar?

Pienso que sí, la participación activa de la mujer es básica, como miembro que es de la sociedad, pero es una decisión muy personal, si la mujer considera que su  papel fundamental es el de madre y esposa y así está satisfecha, es muy respetable. Lo que ocurre es que hoy en día las mujeres estudian y se sientes capaces de ejercer su profesión, además que muchas se ven obligadas para ayudar económicamente en su hogar, pero considero que una mujer casada y con hijos puede trabajar si saber armonizar, sin que se vea afectado su papel en la familia, en especial la atención de sus hijos.

– María Cristina como esposa, madre y profesional

Como esposa, madre y profesional he tratado de hacer  y dar siempre lo mejor  de mí, con mucha honestidad, dedicación y amor. Soy una persona un poco perfeccionista y a veces terca, pero he puesto en práctica un consejo de mi madre “resuelve siempre los problemas con mucho amor y una sonrisa”.

– ¿Cuál es su mayor aspiración?

-Poder ser útil a los demás y que en Venezuela cesen los odios y las diferencias. En Voces de Venezuela se hace una labor incomensurable.

– Vivencias, puntos importantes que marcan su existencia…

– Hay experiencias que marcan la existencia de un ser humano y que, por su condición, pueden  generar muchas otras tan hermosas y extraordinarias.   El nacimiento de mi hijo, por ejemplo, fue uno de los días más felices de mi vida, cuando culminé mi carrera en la universidad, cuando me case y muchos otros.

– ¿Qué significado tiene para usted la amistad?

– Es incondicional, honesta y sobretodo sin fecha de caducidad.

– ¿Y el amor?

-Para mí el amor significa resguardar, tener el deseo de que aquello o aquellos a los que amas crezcan, se desarrollen, sean felices.

-¿Cree en el progresivo desarrollo del país?

-El desarrollo del país pasa por el desarrollo de las empresas que generan empleo y disminuyen  la pobreza, la paz social también contribuye al desarrollo, así como la seguridad ciudadana, la eliminación de la violencia y  la discriminación contra la mujer.
-Viajes realizados… anécdotas.

Me encanta viajar, conocer otras culturas, otras maneras de entender  la vida. He tenido la oportunidad de viajar bastante, me fascinó la China con sus contrastes de comunismo- capitalismo, en el año 96  en Beijing la juventud china estaba feliz de tener McDonald y Hard Rock Café y en Hong Kong, la población estaba angustiadísima pues volvían a  pertenecer a la República China y no al Imperio Británico.  En la China comí culebra y me gustó.

– ¿Es una esclava de la moda?

-Me gusta estar a la moda, pero jamás me pongo nada que no vaya con mi estilo más bien clásico, le tengo miedo al ridículo. No todas las modas favorecen por igual ni las personalidades o circunstancias son las mismas.

– ¿Qué es una mujer elegante en su opinión?

Para que un mujer se vea fina y elegante, primero debe ser sencilla, delicada en sus movimiento y gestos, respetuosa con las personas con las que esta, no recargar ni la ropa, ni el maquillaje, sentirse segura de sí misma y de su entorno. Karl Lagerfeld, dice que “la elegancia no es un concepto físico, porque es una actitud ante la vida. Si una mujer no es elegante en sus gestos y en sus movimientos, no lo será en sus vestidos”.

RAMON DARIO CASTILLO/Editor GENTIO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *