Nota resaltante del mes de mayo, lo constituyó el enlace  de Su Alteza Real, Henry Charles David de Gales y Rachel Meghan Markle, ungidos por Su
Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra y de los dominios de ultramar como los Duques de Sussex. 
El atuendo de la novia, de suave caída, albo
encanto, líneas románticas, destacando diminutos bordados y aplicaciones de encaje, recamado en diminutas piedras, colmó las
expectativas cuando llegó a la capilla.

La boda Real

del siglo

Esto ocurrio en Palacio de Windsor donde ha tenido lugar la solemne ceremonia presenciada por invitados  especiales.
El príncipe de Gales Carlos de Inglaterra, heredero del trono, condujo hasta el altar a la que es hoy, la esposa de su hijo. Ya en el atrio central
del altar, su hermano William, duque de Cambridge  fungió como padrino del comnubio.
RDC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *