Por Beatriz Arvelo Baez

   Esa mujer tiene la virtud humana del coraje y la actitud de la batalla en el cuerpo a pesar del miedo. Avanza con el cuerpo herido pero el alma indemne.

   Esa mujer anónima que pocos ven, es la que se ha enfrentado al horror de un ejército ejecutor de la democracia y del honor, que no ha entendido su rol de Patria.

   Esa mujer que tú no ves, está a tu lado para ser parte de la historia y renovar las esperanzas de un futuro diferente. Deberías voltear y verla con sus logros, tratando de quitar la dosificación de los NO que tenemos y no queremos.

   Esa mujer que llora sus ausencias y tristezas es la que sale a la calle a luchar por sus derechos, encomienda, bendice a los guerreros y, con su agua santa, y dejando todo listo en casa porque no sabe si regresa.

   Esa mujer tiene como armas, su bandera, su agua santa, su rosario y su Himno de Libertad.

   Esa mujer que tú no ves es la Patria misma.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *