Aunque el incendio que ha arrasado la catedral de Notre-Dame ya está extinguido y las autoridades han confirmado que la estructura puede salvarse. Las imágenes que han dejado las llamas a su paso son desoladoras

Fuente: lasexta

París comienza a recobrar poco a poco la normalidad tras sufrir uno de los incendios más dolorosos que ha vivido la capital francesa. El corazón de la cultura europea, la catedral de Notre-Dame, se ha sumido en una bola de fuego y humo que ha provocado la caída de la aguja y grandes desperfectos en la estructura.

Aunque desde el Gobierno francés y los propios bomberos han confirmado que la estructura de la catedral ha podido ser «salvada», los daños a primera vista parecen muy graves. Así lo ha podido comprobar una reportera del diario Le Monde, que ha publicado en Twitter una foto del interior de la catedral tras el incendio.

En estas imágenes se puede observar una de las galerías del monumento destrozadas por el fuego, que en ese momento seguía activo en pequeños focos distribuidos en el interior de la catedral. La bóveda, que parece estar prácticamente consumida por las llamas, aguanta aún el peso de la estructura.

Por su parte, la aguja de la catedral, uno de los elementos más característicos de este monumento, se derrumbó tras ser consumida por las llamas. Precisamente, es en esa zona donde se estaban realizando los trabajos de restauración, por lo que la principal hipótesis que manejan es que el fuego se originó en la parte donde estaban colocados los andamios.

El fuego ya está prácticamente extinguido, aunque lo Bomberos continúan trabajando en los «focos residuales», según explica Gabriel Plus, portavoz del Departamento de Bomberos de París en AFP. Y, aunque la estructura ya se ha dado por «salvada», Gabriel Plus asegura que llegaron a temer que colapsara y se derrumbara por completo. A pesar de todo, «el balance de materiales es dramático» porque «todo el techo está destruido, parte de la bóveda se ha derrumbado y la aguja ya no existe».

Emmanuel Macron, que ha estado junto a los bomberos en la zona, ha prometido «reconstruir» el monumento, aunque es un proceso que, asegura, llevará años: «Juntos reconstruiremos la catedral, es parte del destino de Francia, aunque nos llevará años». Además, ha pedido cooperación internacional para salvar esta joya gótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *