“Y desaparece del Arauca el nombre del miedo. Y todo vuelve a ser Altamira”.  Rómulo Gallegos

Por Beatriz Arvelo Baez

Cambiando los nombres, esto es lo que está sucediendo en Venezuela. Se está acabando el miedo y vamos bien.  Juan Guaidó levantó a este pueblo de las cenizas y con esperanza y fe lo está llevando al camino del éxito y la reconquista de una Venezuela libre, exitosa y democrática.  Este Juan no es el que acompañó a Jesús a la cruz pero si es el que nos está ayudando a quitarnos la cruz del desaliento y la tristeza; por eso toda nuestra fuerza para que sin que él lo pida, darle nuestro apoyo en estas horas en que la maldad agoniza con estertores de miedo y cansancio. No puede haber perdón sin juicio porque la justicia va de la mano del derecho a pertenecer a un país que llegue a la paz.

   Y se fue de Venezuela el nombre del miedo y volvimos a ser nosotros. Gracias a Juan Guaidó por tomar esa responsabilidad muy pesada en estas horas de tristeza pero con un hermoso futuro por delante para nuestras familias y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *