¡Vive la Navidad en la calle!

Has crecido pero no por ello debes dejar atrás el espíritu de la Navidad, ese que va acompañado de inocencia y emoción. Sal a la calle, recorre los mejores mercados de las ciudades y pueblos, disfruta del ambiente que se respira, no solo en las zonas comerciales, también en los parques, en las casas y hasta en cualquier cafetería. Sigue nuestros pasos te llevamos por las calles del mundo donde no se ha perdido ese calor navideño, sino que ha ido creciendo más y más hasta convertirse en un motivo de visita. ¿Estás preparado/a?

Tendrás que viajar hasta Canadá para conocer una de las calles más navideñas del mundo o la que más: Rue Petit Champlain. Esta calle comercial (dicen que es la más antigua de Amércia del Norte), se encuentra en el barrio de Vieux de Quebec. Durante estas fechas se convierte en un punto de visita obligada, tanto para los que buscan las mejores compras de artesanía y decoración, como para los que quieren sentir la Navidad intensamente.

Esta calle podría quitarle el protagonismo a Nueva York si quisiera, porque a bonita no le gana nadie con sus puertas iluminadas, sus farolillos, árboles con luces y fachadas decoradas. Además, en ella se organizan actividades como la visita de elfos y los cuentos de Papa Noel, desde el 24 de noviembre hasta el 24 de diciembre. ¿Quién no querría sentarse a escucharlos?

Un millón de luces -literalmente-te acompañarán esta Navidad desde la Plaza de la Concordia hasta Arco de Triunfo en los CamposElíseos. París se ilumina como ninguna otra ciudad de Europa y es una fiesta absoluta para los que disfrutan esta época del año.

Hay numerosos puntos de la ciudad para sentir la Navidad, puedes dirigirte a la Plaza Vendôme con sus mansiones palaciegas iluminadas y a la Avenida Montaigne. Por supuesto también en sus galerías comerciales elegantemente decoradas, como la fachada de Galerías Lafayetty el enorme árbol de Navidad en el Boulevard Haussmann. Encontrarás numerosos mercadillos por la ciudad, aunque uno de los más recomendables es el que se encuentra a los pies de la Torre Eiffel. 

Los que crecimos adorando la Navidad de las películas americanas ponemos el listón bien alto cuando hablamos seriamente de las ciudades que viven las fiestas más profundamente. Es imposible no pensar en Nueva York donde más de medio millón de personas pasan por el árbol de navidad en el Rockefeller Center, el mismo donde un jovencísimo Macaulay Culkinse reencontraba con su madre en ‘Solo en Casa 2’. ¿Qué tiene Nueva York en Navidad que nos gusta tanto? Nieve, muchas luces y esa sensación acogedora que tanto buscamos estos días. 

Si tienes la suerte de poder viajar a Nueva York en fiestas, tendrás que visitar el árbol de navidad del Rockefeller Center, con más de ocho décadas de historia, alojarte en el Hotel Plaza y marcárte un ‘Solo en Casa’ a lo grande, ver el Cascanueces representado por el Gran Ballet de Nueva York, además de la gran iluminación de Licoln Center y Times Square.

¿Qué tienen en común Finlandia y Estrasburgo? La Navidad. La ciudad principal de la región de Alsacia, se llama así misma Capital de Noël en estas fechas porque vive la Navidad casi tanto como lo hacen en los pueblos de Finlandia. La Porte des Lumières con sus dos osos de 10 metros de alto es la puerta de bienvenida que se encontrá nada más llegar el viajero. Esta misma te guiará hasta el Grand Sapin o árbol de Navidad, un aveto de 30 metros de alto situado en la plaza Kléber, justo en el centro de Estrasburgo. 

Hay otro puntos que deberías marcar en el mapa como el mercadillo navideño junto a la Catedral Notre-Dame, que se viene organizando desde 1570, y el Christkindelsmärik, el mercadillo infantil navideño de Estrasburgo. No te puedes perder un paseo por todos sus muelles, desde donde ver la iluminación de las principales fachadas de la ciudad. Joyeux Noël!

¿Cuál es la calle más navideña de Londres? Es difícil decidirse entre Regend Street, Oxford Street  o Carnaby Street (este año decorada en honor a la película Queen’s Bohemian Rhapsody). Por eso no hemos escogido ninguna de las tres, y nos hemos decantado por Convent Garden, uno de los lugares que más respira espíritu navideño de la ciudad.

¿Por qué? Este barrio de Londres es uno de los primeros en engalanarse en fiestas. Lo hace el 13 de noviembre con el «switch on» en la plaza de Covent Garden, que marca el inicio de las fiestas con la música The Kingdom Choir. 

No puedes perderte un paseo por las tiendas de Apple Market, siempre adornadas con el muérdago y una iluminación irresistible, como tampoco su enorme árbol inglés decorado con 30.000 luces y su bonito reno presidiendo la plaza. Un total de 115.000 luces alumbran Covent Garden y sus jardines esta Navidad. ¿Quién puede no sentir el espíritu de Papa Noel de esta forma?

La ciudad de las hadas y la magia de la Navidad se inventaron en Colmar, este pueblo francés de Alsacia. La Grand Rue, su calle principal, se engalana en la fiestas con cientos de luces, guirnaldas y árboles. Desde ella descubrirás hasta cinco mercados, el principal de ellos lo encontrarás en la Place des Dominicainsdonde venden artesanía, decoración y ricos dulces navideños.

Solo en la pequeña Venecia, como también es conocida, podrás dar un paseo en barcamientras oyes cantar al coros infantil de Colmar. También encontrarás una pista de patinaje sobre hielo, belenes y quién sabe si a Papá Noel.

Seas o no religioso, la Navidad es una de las fechas más importantes e indicadas para visitar Italia.Cientos de belenes decoran desde las ciudades más importantes del país hasta sus pequeños pueblos; son conocidoslos pesebres de Nápoles, Asís y Sicilia. Tampoco se quedan atrás sus mercadillos navideños, como los de Bolonia y Venecia, muy visitados en estas fechas. 

Aunque, sin duda, Romaes la ciudad más pertinente para vivir la Navidad. En la Plaza de San Pedro se instala el tradicional pesebre, una obra de arte que este año pesará 700 toneladas, medirá alrededor de1.300 metros cuadrados y estará hecho con arena de los montes Dolomitas del norte de Italia. A partir del 7 de diciembre y hasta el 13 de enero estará disponible junto a un abeto navideño traído del bosque del Cansiglio, localizado en la región italiana de Pordenone. 

Renos, nieve, farolillos, trineos, avetos naturales, chimeneas, casitas de madera, elfos, la auténtica casa de Santa Claus y la puerta de entrada al Círculo PolarÁrtico. Difícilmente será posible superar el espíritu navideño de Rovaniemi, en Finlandia. La aldea de Santa Claus existe y está a pocos kilómetros de la ciudad de Rovaniemi. Es cierto que la verdadera casa de Santa Claus es un secreto que solo conocen algunos pocos, pero siempre puedes hacerle una visita en la Oficina de Correos del pueblo, donde ha recibido 15 millones de cartas de 198 países. 

Solo aquí hay una escuela oficial para aprendices de elfos, hoteles dedicados a Santa Claus y la oportunidad de ver a sus auténticos renos. Si estás pensando en ver las auroras boreales, quizá la mejor época del año para visitar Rovaniemi sea marzo, pero si te gusta la Navidad tu mes será diciembre. ¡Abrígate porque este mes las temperaturas podrían llegar hasta los 20 grados bajo cero!

La ciudad de las hadas y la magia de la Navidad se inventaron en Colmar, este pueblo francés de Alsacia. La Grand Rue, su calle principal, se engalana en la fiestas con cientos de luces, guirnaldas y árboles. Desde ella descubrirás hasta cinco mercados, el principal de ellos lo encontrarás en la Place des Dominicains donde venden artesanía, decoración y ricos dulces navideños.

Solo en la pequeña Venecia, como también es conocida, podrás dar un paseo en barcamientras oyes cantar al coros infantil de Colmar. También encontrarás una pista de patinaje sobre hielo, belenes y quién sabe si a Papá Noel.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *