La llegada del hijo del Rey de Arabia Saudita, a la capital argentina, en medio de un gran hermetismo, y de intensas medidas de seguridad, han despertado la curiosidad de los diferentes medios que acuden hoy a la cumbre de G20 que transcurre en esta capital.

Mohamed bin Salman, a quien la Agencia de Inteligencia Estadounidense considera probable instigador del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada saudí en Turquía visita Argentina en motivo del G20, y durante su llegada y en la Embajada de su país ante el gobierno de Macri, se han tomado medidas extremas de seguridad.

El G20 cumplirá en Buenos Aires diez años de cumbres. Desde la primera, celebrada en 2008 en medio de la grave crisis financiera internacional, solo se mantienen en su silla Angela Merkel y Recep Tayyip Erdogan, que ahora compartirán de nuevo mesa en medio de un complejo escenario económico y comercial global.

Hoy los medios locales dan cuenta de una apretada agenda que cumplen los gobernantes que han acudido a la cita, entre los que se cuenta la canciller alemana Angela Merkel, y el presidente ruso Vladimir Putin, con quien Merkel ha pautado un encuentro, en el que no se descarta que traten sobre el tema reciente que involucra a Ucrania y a Rusia, por el problema de los buques varados en sus fronteras marítimas, y en los que Merkel, pretende mediar con Putin, según, avizoran algunos medios de prensa y tv.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *