La pareja compuesta por el as de la equitación  Carlos Torreta y la hija del magnate Amancio Ortega,Marta Ortega, ha contraído matrimonio este viernes en una íntima ceremonia en La Coruña. El exquisito look de la novia, ha sido diseñado exclusivamente para ella por Pierpaolo Piccioli. Ya convertidos en marido y mujer, asistieron a la primera fiesta de su enlace, celebrada por todo lo alto en el  Real Club Naútico, en presencia de 450 invitados de su núcleo familiar y amigos, entre quienes contaron a figuras del cine, la televisión,  como Amaia Salamanca,“socialités”, como la nieta de Onassis, Athina, hija de la extinta , Cristina Onasiss, en una de sus muy escasas apariciones sociales, el hijo del duque de Feria Luis Medina Abascal y su esposa Laura Vicino; el hijo del expresidente Aznar;  los Urquijo, de rigurosa etiqueta, el político J.Feijoó y su esposa.

Marta Ortega y Carlos Torretta han protagonizado, sin duda alguna, la boda del año. Si la exposición mediática de Chiara Ferragni en su gran día eclipsó al mundo, la importancia de la hija de Amancio Ortega reluce sin tantos flashes. La Coruña ha sido durante el fin de semana la capital de la socialité. Tres actos diferentes para celebrar el matrimonio entre los jóvenes, que por supuesto iban a estar deleitados con los mejores productos culinarios posibles. Si el viernes, la comida tradicional gallega cobró mucha importancia, mención especial para el pulpo a feira, la fiesta de etiqueta que ponía punto y final a la celebración optó por un menú más moderno. El prestigioso chef Albert Adriá fue el encargado de diseñar la oferta gastronómica que 400 invitados cataron. Los entrantes consistieron en una crema de queso parmesano acabada con esencia de trufa negra y tomates con textura de gelatina en su propio consomé. ¿El plato fuerte? Manitas de cerdo a  la menta y coliflor al cava. Nuevos sabores mezclados con gustos clásicos que hicieron las delicias de los presentes. Albert Adría contó con un equipo de, aproximadamente, 20 cocineros, que se encargaron de cuidar hasta el último detalle.

No podía faltar. Una enorme tarta fue el postre principal que compartieron los 400 invitados. Marta Ortega y Carlos Torretta eligieron al famoso pastelero de Bélgica, Cédric Grolet, para el diseñado de un espectacular pastel. De dimensiones muy considerables, los novios la probaron antes de bajar junto a sus amigos a la pista de baile principal.

Si el lujoso e increíble menú no fuera suficiente, los invitados pudieron escuchar las actuaciones en directos de Chris Martin de Coldplay, Jaimie Cullum y Norah Jones. El líder del grupo británico fue el encargado de cantar su éxito‘Yellow’ en el baile de Marta Ortega y Carlos Torretta como marido y mujer. Momentos de música que cautivaron a los invitados.

La hija de Amancio Ortega ha mostrado un repertorio ecléctico para la celebración nupcial que se ha alargado durante todo el fin de semana. Se trata de un vestido creado para ella por Pier Paolo Piccioli para la firma Valentino Haute Couture. Como si se tratase de un secreto de Estado, poco o nada se sabía del vestido que luciría Marta Ortega en su boda con Carlos Torreta.Por fin se ha desvelado el secreto mejor guardado de toda novia y en el caso de la heredera de Inditex se ha tratado de un diseño exclusivo de Pier Paolo Piccioli para la firma Valentino Haute Couture, de la que es director creativo.

El novio vestía un traje clásico en color azul medianoche, confeccionado a medida por una sastrería de Savile Row. La madre y la hermana del novio vestían creaciones de Roberto Terretta. Massimo Dutti vistió a los niños presentes en la ceremonia y a los testigos por parte de la novia.

El calzado de la novia, escotado de piel en el mismo tono que el vestido. Marta llavaba como únicas joyas su anillo de pedida y unos sencillos brillantes rosas como pendientes. En su muñeca, un hilo azul cumplía con la tradición de llevar algún detalle en ese color. El ramo de novia, obra del florista francés Thierry Boutemy, está inspirado en los colores de la naturaleza gallega. Discreto y rico al mismo tiempo, es más un ejercicio vegetal que floral, y ha sido creado específicamente para el look diseñado por Pierpaolo Piccioli para Marta.

«Acompañar a una mujer en uno de los momentos más importantes de su vida siempre es un regalo para mí. A través de este diseño he querido transmitir un imaginario con un inusual sentido de romanticismo, lleno de ligereza, frescura e intención para ilustrar su fuerte personalidad. Un sofisticado rosa claro casi blanco fue el color elegido para el vestido», ha declarado el diseñador.

«Quería que fuera ligero como un aura que irradia las emociones de la novia, no solo un vestido, sino algo más vinculado a la magia del momento, al igual que el velo y las pequeñas flores sobre el peinado de la novia. La camisa de gasa plisada y la falda hablan un lenguaje más contemporáneo y, al mismo tiempo, romántico», ha añadido Piccioli en relación al estilo poético del vestido con la corona de flores que adornaba la cabeza de la heredera de Inditex.

Aunque Ortega y Torretta ya se han dado el «sí quiero» esta mañana ante notario, la celebración del enlace se alargará todo el fin de semana empezando con un cóctel en el Real Club Náutico, en pleno corazón de la ciudad y reservado en su totalidad para la ocasión. Un momento en el que se cree que la novia lucirá un segundo vestido, del que tampoco se conocen aún detalles. Las primeras imágenes de la pareja, en blanco y negro y con cierto aire bohemio como el look elegido por la novia, han sido realizadas por el emblemático fotógrafo de moda Peter Lindbergh. Fuente: Lavanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *