Donald Trump vive el día más complicado de su vida política desde que llegó a la Casa Blanca. El temor a perder el control de la Cámara de Representantes, que este martes se renueva totalmente en las llamadas elecciones legislativas de mitad de mandato ha llevado al inquilino de la Casa Blanca a extremar sus mensajes del miedo, bordeando incluso la legalidad y superando en cualquier caso los mínimos exigibles a la decencia política.

Se espera una alta participación entre los 230 millones de norteamericanos que están convocados este martes a las urnas, que ya están abiertas a estas horas en la mayoría de los estados del país. Las encuestas sugieren que los demócratas pueden recuperar la mayoría de la Cámara de Representantes, que tiene 435 escaños. Para ello necesitan ganar 23 escaños más de los que tienen hasta ahora.

Mucho más complicada se presenta la hazaña de recuperar el control del Senado, que renueva 35 de sus 100 escaños y donde parece que los republicanos de Trump seguirán manteniendo el control, lo que llevará a un resto de legislatura dividida con pocas posibilidades de aprobar leyes de relevancia.

Por su parte, los demócratas han centrado su mensaje electoral en la sanidad universal y en la movilización del electorado para conseguir lo que popularmente se llama ‘la ola azul’, en referencia al color del partido demócrata. Para conseguir la victoria de esta ola azul, todo dependerá de jóvenes mujeres y minorías, grupos sociales que normalmente no suelen participar en las elecciones de medio mandato. Fuente:cadenaser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *