Eran las 12 del mediodía de un 17 de Marzo de 1980, en la esquina de Sociedad, en el corazón de la avenida Universidad de Caracas, un escolta presidencial trató de detener el tráfico,  irrespetando el semáforo. para darle paso a la caravana oficial donde venía el Presidente de la República, LUÍS HERRERA CAMPINS.

Un agente de la Policía Metropolitana que dirigía el tránsito en ese lugar, llamado APASCACIO MATA, se lo impidió.

Deténganse… paren… paren, el semáforo está en rojo… ¡El paso es para los peatones¡ le dijo Apascacio al escolta.

El escolta presidencial, con voz altisonante le grita al agente: Chico…Quítate… ¿Tu no sabes quiénes somos?. Ahí viene el presidente.

Ustedes son los primeros que deben cumplir la ley, le dijo Apascacio, sin perder la compostura.

La comitiva oficial y el Presidente Herrera, tuvieron que esperar la luz verde del  semáforo para poder pasar, no obstante el presidente se dio cuenta del incidente.

Pasada una semana de lo sucedido, el director de la Policia Metropolitana, manda a llamar a Apascacio y le dice: ¡ PREPARATE ¡ creo que estas “botao” y a lo mejor vas preso. El presidente me pidió el nombre del funcionario que detuvo su caravana. A los días le llegó a Apascacio una invitación especial para almorzar con el primer mandatario, acto en el cual fue condecorado.

Mayor sorpresa se llevó Apascacio, cuando el Presidente de los EE.UU. Jimmy Carter, lo invitó en 1981 a la Escuela de Policía de Nashville, Tenneesse. Y fue homenajeado en la Casa Blanca, donde compartió con Jimmy Carter.

En 1981 ganó el Miss universo Maritza Sayalero y lo designó como escolta personal.

Apascacio Mata jamás fue amonestado, nunca faltó al trabajo. Se convirtió en un ejemplo para la ciudad, infundía respeto, reprendía a todos los violadores de la ley, no se le salvaba nadie, ni diputados, ni senadores ni el mismo presidente. Ayudaba a los niños y ancianos a cruzar la calle, impuso a los conductores la regla de pararse antes del rayado.

Recuerdos de la #VenezuelaBonita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *