El esmoquin se originó en Inglaterra durante el siglo XIX y poco a poco se popularizó como una de las prendas más elegantes de la etiqueta masculina. Así, es la prenda favorita para ceremonias de gala como la entrega de los Óscar, Globos de Oro o las fiesta de los Hombres GQ del Año en distintos países.

La imagen clásica del esmoquin la encontramos en el que luce Ryan Reynolds en la imagen, compuesto por pajarita, camisa blanca con botones negros y zapatos de charol. Pero es una prenda que evoluciona, se adapta, se reinventa y cuenta con distintas versiones que un hombre puede adaptar a su estilo. Te vamos a echar una mano para que conozcas el máximo de posilbidades con las que cuentas para «hacer tuya» esta prenda masculina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *